Lifestyle

Carlos Baute y Marta Sánchez, máxima conexión

Charlamos con nuestros protagonistas de portada en abril que vuelven a mostrar su gran conexión en el escenario 10 años después de 'Colgando en tus manos'.

Charlamos con nuestros protagonistas de portada en abril que vuelven a mostrar su gran conexión en el escenario 10 años después de 'Colgando en tus manos'.

Publicidad

Demostraron la gran conexión que tienen sobre el escenario con la exitosa y tarareada ‘Colgando en tus manos’, canción premiada con un Ondas. Una complicidad que se mantiene viva una década después con 'Te sigo pensando’, el single de Carlos Baute que supone el regreso musical de Marta Sánchez. Este tema forma parte de su último disco, ‘De amor y dolor’, con el que el venezolano recupera algunos de los grandes éxitos musicales de su carrera, que suma casi 20 años. Su talento y pasión por su trabajo han vuelto a unir a Carlos Baute y Marta Sánchez, que vuelven a embarcarse en una aventura musical de lo más bailable y pegadiza.

‘Te sigo pensando’ es un canto al amor en un disco que también habla de dolor.

CARLOS BAUTE: Sí. Son canciones de amor y dolor con una base rítmica alegre. Creo que es el disco más bailable que he hecho en mi carrera. Cuando se habla de amor, se habla de dolor. Todos los que sentimos amor, sentimos dolor a la vez.

¿Cómo ha sido vuestro reencuentro una década después?

Publicidad

MARTA SÁNCHEZ: Las cosas pasan cuando tienen que pasar. ‘Colgando en tus manos’ es un fue un precedente histórico. Hace un par de años, Carlos y yo intentamos hacer algo juntos pero, al final, ni estaba la canción ni era el momento. Ahora ha sucedido, porque en abril del año pasado encontramos una canción que nos gustó mucho a los dos y creo que está muy bien volver a reencontrarnos diez años después de ‘Colgando...’.

C.B.: El reencuentro ha sido espectacular y estamos muy contentos y felices. La canción está teniendo un éxito brutal aquí, en Argentina, Chile y otros países, y estamos encantados porque ha tenido una gran recepción por parte del público. Al margen del tremendo éxito de ‘Colgando en tus manos’, que es un clásico, soñamos con que hagan suya esta canción. Y ya está pasando. ‘Te sigo pensando’ ha tenido un éxito brutal. Con que llegue a la mitad de lo que alcanzó ‘Colgando...’ estaríamos encantados.

Publicidad

M.S.: ¡Y a la cuarta parte también, ja, ja, ja! Los dúos musicales y las alianzas entre artistas se han puesto de moda.

¿Creéis que la unión hace la fuerza en este caso?

C.B.: Hoy en día la gente ya se ha acostumbrado a escuchar dúos. Resulta raro escuchar a alguien solo. Desde hace unos años, los artistas se han unido y fusionado y es algo muy rico. Yo, por ejemplo, no tengo nada que ver con Marta a nivel vocal, pero ella hace crecer la canción de una manera que yo nunca lo haría. Y, para ella, yo soy el latino. Son muy lindas las fusiones que se hacen hoy en día.

M.S.: Sin duda, juntarse varios artistas siempre une y suma admiradores, seguidores... pero no siempre funciona. Hay que tener cierta magia y conexión, y Carlos y yo la tenemos.

¿Cuál es la clave para que un dúo triunfe?

C.B.: Nadie lo sabe, pero, como dice Marta, tiene que haber química y algo más para que la gente lo sienta. Si te soy sincero, yo he hecho duetos en los que ni siquiera he conocido a la persona. Bueno, la he conocido a través de Skype, Facetime... pero, en el caso de Marta, cantamos la canción juntos, con el mismo micro y al mismo tiempo y eso es mágico.

Publicidad

M.S.: Es esencial que haya química, que los artistas se compenetren y que haya carisma... y la canción también es importantísima.

¿Habéis descubierto algo nuevo el uno del otro en esta nueva colaboración musical?

M.S.: Que estamos más mayores, ja, ja, ja. Pero bueno, lo llevamos bien.

C.B.: He descubierto que Marta usa mucha crema, ja, ja, ja. ¡Está muy guapa! Ahora en serio. Yo recordaba que Marta era muy perfeccionista. Y ahora aún lo es más, y eso me encanta. Es genial, porque, al final, las cosas salen perfectas. Ella es obsesiva con eso y muy profesional. Por otro lado, he de decir que yo nunca he madurado y ahora más que nunca, ja, ja, ja.

M.S.: Carlos hace más promoción de ‘no maduro’ que de la canción, ja, ja, ja. Fuera bromas, he descubierto que Carlos es muy cuidadoso con su carrera. No ha dejado de serlo durante todos estos años en los que no hemos trabajado juntos. Y, además, cada vez es más currante y dedica más tiempo de su vida. Y eso es muy difícil, porque él tiene una familia, dos niños pequeños, y ese sacrificio tiene que dar su fruto.

C.B.: Dame un beso, Marta, anda (y se lo da mientras hablamos).

Contadme alguna anécdota de la grabación del single.

C.B.: Me sorprendió cuando Marta me pidió este tema porque era bastante urbano y yo tengo un disco urbano. Pensé: “Me viene como anillo al dedo”, pero no veía a Marta en esta onda. Al final, se hicieron cambios para que ella estuviera perfecta en la unión y se viera algo fluido. Y, cuando Marta puso la voz y se hicieron algunos arreglos, cambió completamente el tema. Hubo mucha ida y vuelta de la canción hasta que logramos un sonido que queríamos ambos.

M.S.: Se grabó en un estudio pequeñito, en un sótano oscuro, en el barrio de la Concepción de Madrid. Era un sitio sin grandes pretensiones, humilde, pero a nosotros no nos importaba. La intención era dar una oportunidad a la gente que empieza y juntar energías. Hemos arriesgado por gente que empieza y tiene talento.

‘Te sigo pensando’ alcanzó casi 10 millones de visualizaciones en pocas semanas. Las cifras, ¿os siguen dando vértigo?

M.S.: ¡Ya llevamos casi 15 millones visualizaciones, ja, ja, ja! A mí las cifras no me dan vértigo. Después de casi 450 millones con ‘Colgando...’, no.

C.B.: Estamos muy felices con ‘Te sigo pensando’, pero no se puede comparar un tema con otro, porque daría vértigo. ‘Colgando en tus manos’ o ‘Despacito’ son canciones fenómeno, que no pasan y siguen siendo mágicas. Si tuviéramos presión por las cifras, no viviríamos ni habríamos compuesto más temas, porque es muy difícil superar a ‘Colgando...’.

A lo largo de vuestras respectivas carreras musicales habéis sabido reinventaros. Marta ha sido jurado de la tercera edición de ‘Tu cara me suena’ y Carlos lo fue del mismo programa en Argentina. ¡Menuda coincidencia!

C.B.: ¡Total! Yo no lo sabía. También he participado como concursante en la séptima edición de ‘Tu cara me suena’ en España, aunque al principio la discográfica no quería. Me divertí muchísimo, descubrí que me gustaba imitar y me lo pasé en grande. ¡Y aluciné al quedar segundo!

¿Creéis que participar en este tipo de programas son una buena estrategia de promoción para vuestras respectivas carreras?

C.B.: Al final, nunca es malo hacer este tipo de programas. Está bien que nos conozcan.

Carlos, además de subcampeón en ‘TCMS7’, en el 2017 participaste en ‘MasterChef Celebrity’. Marta, ¿te animarías a concursar en algún reality o talent show?

M.S.: No, no me gustaría. Prefiero cocinar para mí, ja, ja, ja.

Ambos contáis con una exitosa trayectoria profesional, pero, ¿ha habido algún momento de replanteamiento o de pensar en tirar la toalla?

C.B.: He tenido la suerte de no tirar la toalla, y eso es una bendición. Me siento un superviviente de la música y estoy muy agradecido. El día que la gente no quiera que esté, seguiré estando detrás, porque mi pasión es componer y producir.

M.S.: Jamás tiro la toalla. Aunque hay días de más cansancio o incertidumbre... ¡siempre puedo con todo!

Hablemos ahora de Instagram. Ambos tenéis miles de seguidores en redes sociales. ¿Qué relación tenéis con ellas?

C.B.: Hoy en día, para los artistas, las redes sociales son nuestro medio de comunicación, al margen de la radio, la televisión y la prensa. La mayoría de los seguidores son fanáticos y es una maravilla tener redes sociales, porque a través de ellas, anuncias tus discos, tus lanzamientos, tus singles... y, en mi caso y en relación con mi país, Venezuela, es la vía para conocer las noticias veraces y reales, y eso es muy importante.

M.S.: Las redes son el día a día en estos tiempos. Yo soy de Instagram, porque es como un álbum de fotos que me gusta compartir con mis fans y amigos... aparte, me abre una puerta para anunciar mis actividades. En Instagram se puede opinar de lo que te gusta o no, pero siempre con respeto.

A veces, se pierde y los haters pueden hacer mucho daño. ¿Cómo lleváis las críticas?

C.B.: Al final, te hacen crecer, si son constructivas. Las destructivas me afectan dependiendo de si tienen razón o no.

M.S.: Yo opto por ignorar a quienes opinan o escriben cosas sin respeto. Las críticas y opiniones, aunque no me gusten, las analizo e intento tomar nota y mejorar. Los insultos, los bloqueo.

¿Qué es lo mejor y lo peor de vuestras carreras?

C.B.: Lo mejor es que vivimos de nuestra pasión y que la gente hace suyas nuestras composiciones. Hay personas que se han casado con nuestras canciones y han vivido momentos importantes con ellas e incluso hay gente que me ha dicho que mi música es su quimioterapia, y eso es una maravilla. Muchas veces no sabemos hasta dónde llegamos con nuestra música. Y, lo peor de mi carrera, estar lejos de mi familia.

M.S.: Para mí, lo mejor es que me dedico a lo que me gusta y recibo mucho cariño de mis seguidores. Y, como Carlos, lo peor es ausentarme de mi casa tanto tiempo. Aunque, en el fondo, viajar es maravilloso. Y, cuando vuelvo, intento recuperar el tiempo con mi familia.

Si no hubierais sido cantantes, ¿a qué os habríais dedicado?

C.B.: Yo habría sido político, ja, ja, ja. ¡Es broma! Me habría dedicado a algo relacionado con el campo, como ingeniero agrónomo. Amo la naturaleza.

M.S.: De no ser cantante, no sé a qué me habría dedicado. Supongo que a algo estético: moda, diseño...

Hagamos un ejercicio de proyección futura. ¿Cómo os imagináis de aquí a una década?

C.B.: Buf... ¡ojalá siga estando en el maravilloso mundo de la música y mis fans me lo permitan, porque es lo único que sé hacer! Siempre compondré y produciré. Eso no voy a dejar de hacerlo, porque amo la música.

M.S.: Me veo haciendo la música que me gusta. Seguiré en activo si tengo buena salud, pasaré más tiempo con mi hija, intentaré disfrutar con mis amigas y viviré cada día buscando el lado bueno de las cosas.

10 BÁSICOS CARLOS

1. No falta en tu armario... Jeans y americanas

2. El perfume al que siempre vuelves... Abercrombie & Fitch

3. No falta en tu bolsillo... El móvil y mi cartera

4. Una sencilla técnica de relajación... Salir al campo con mi bici, mis hijos y mis perros

5. Un accesorio imprescindible... Mi guitarra

6. En coche, confort o deportividad... Confort

7. Un paraíso para perderse... La selva de Venezuela

8. Tu plato con estrella Michelin... El tartar de salmón

9. Qué bebes en tu momento cóctel... Whisky con soda

10. Analógico o digital... Digital

10 BASICOS MARTA

1. No falta en tu armario... Vaqueros

2. El perfume al que siempre vuelves... Allure de Chanel

3. No falta en tu bolsillo... Un pañuelo

4. Una sencilla técnica de relajación... Música de Coldplay

5. Un accesorio imprescindible... Unas gafas de sol

6. En coche, confort o deportividad... Confort

7. Un paraíso para perderse... Canarias

8. Tu plato con estrella Michelin... Huevos fritos con patatas

9. Qué bebes en tu momento cóctel... Champán

10. Analógico o digital... Digital

CRÉDITOS:

Primera fotografía - Carlos Baute lleva chaqueta, camiseta y pantalón de HUGO BOSS. Marta Sánchez luce top y pantalón de TETÉ BY ODETTE y anillo de SWAROVSKI.

Segunda fotografía - Marta Sánchez con vestido MAX MARA, botines STEVE MADDEN, pulseras de SUAREZ y ARISTOCRAZY y, anillos de RODALMAYATE y SUAREZ. Carlos Baute lleva trench, camiseta y deportivas de HUGO BOSS y pantalón de DSQUARED2.

Tercera fotografía - Carlos Baute lleva chaqueta de RICHMOND, pantalones JUST CAVALLI, camisa negra y botines de KARL LAGERFELD. Marta Sánchez luce un traje chaqueta y pantalón de CARMEN MARCH, botines STEVE MADDEN y anillo SWAROVSKI.

Producción: pequeñas GRANDES cosas

Fotografía: Guille Sola

Estilismo: Ana Capel

Maquillaje y peluquería: Mateo Pérez para The Artist Talents