Actualidad

Los Encajeros llega a Madrid

Con más de 100 años de historia viene desde Bilbao para ofrecer diseños propios hechos artesanalmente y a medida con los mejores tejidos del mundo

Después de 136 años de trayectoria y cuatro generaciones siendo referentes del buen gusto, no sólo en el País Vasco, sino también en el resto de España, Europa, América y Canadá, Los Encajeros inauguran su nueva tienda en la calle Nuñez de Balboa, 34, en pleno barrio de Salamanca, Madrid. Con este paso marcan un hito en la historia de la casa bilbaína que ha sido proveedora de las principales casas reales europeas y de la jet set nacional e internacional.

Publicidad

El secreto de su éxito radica en cuatro conceptos fundamentales: la selección de los mejores materiales, el diseño a medida, la fabricación totalmente artesanal y un servicio impecable al cliente, tal y como comentan María y Mónica, bisnietas de Manuel Mendoza, fundador de Los Encajeros. «Nuestro objetivo ha sido siempre ofrecer a nuestros clientes los mejores bordados suizos, linos de Irlanda, algodones egipcios tratados en Suiza y las sedas más puras», cuenta María, explicando que desde su nacimiento han apostado, por encima de todo, por la calidad. De este modo, tal y como hacían sus antepasados, acuden directamente al origen: «Nuestros proveedores son los pequeños artesanos, a los que visitamos de manera habitual para conocer de primera mano la composición, características y peculiaridades de cada tela». En lo que se refiere a la confección de los diseños, María asegura que «con el objetivo de fabricar modelos únicos y totalmente adaptados a las necesidades de cada cliente, nuestras costureras toman medidas, cosen a mano cada prenda y enseñan el resultado al cliente».

Según las bisnietas, los manteles, la ropa de cama, las colchas y las toallas son la gran especialidad de la casa, eso sí, «todos y cada uno de ellos son fabricados a medida», destacan. Otro de los puntos fuertes de Los Encajeros son los trajes para niños inspirados en patrones británicos que, fabricados artesanalmente con las telas más sofisticadas, se convierten en prendas que durarán generaciones. También fabrican uniformes elaborados en telas de «Liberty» con delantales a juego o un piqué y organdi suizo, todo un clásico de la tienda bilbaína.

Publicidad

MÁS DE 100 AÑOS DE HISTORIA

Publicidad

La historia de esta sofisticada tienda se remonta al año 1880 cuando Manuel Mendoza, un bilbaíno educado en Francia e Inglaterra, comienza a importar telas y tejidos del norte de Europa. Así nace Los Encajeros como un pequeño almacén pionero en importar los mejores linos, organzas, algodones, piques, sedas y tiras bordadas. Para 1920 este rincón situado en el histórico barrio de Casco Viejo se convertirá en el proveedor de las casas reales más emblemáticas de Bilbao.

En 1960, ante la escasez de costureras, Manuel decide convertir Los Encajeros en un taller de confección. De este modo, comienza a ofrecer a sus clientes no sólo los mejores tejidos del mundo, sino también unos diseños propios. Treinta años después bajo la supervisión de José Manuel Mendoza, padre de María y Mónica, la casa se centra en su expansión internacional siendo los mercados francés y latinoamericano sus principales objetivos. Es en esta época en la que comienzan a poner en marcha sus ya célebres «show rooms» itinerantes que tienen un gran éxito a nivel nacional e internacional. En 2005 María y Mónica Mendoza tomaron el relevo a su padre con una pretensión: abrir mercado en EEUU, Qatar y Dubai. Actualemente, las hermanas acuden a otros países para presentar sus colecciones que arrasan entre las celebridades.