Cine

007 sobre ruedas

LA RAZÓN prueba en Londres el Jaguar C-X75 que utilizan los villanos de la nueva película de James Bond, que se estrena en España el 6 de noviembre

LA RAZÓN prueba en Londres el Jaguar C-X75 que utilizan los villanos de la nueva película de James Bond, que se estrena en España el 6 de noviembre

De aquel dominicano seductor llamado Porfirio Rubirosa, en el que se inspiró el primer 007, al actual Daniel Craig, con perfil ruso estilo Putin, han pasado 63 años. Y si Craig, al reconocerle que me daba un poco de susto, me replicó: «¿Asustada?, si soy un gatito», lo cierto es que en «Spectre» lo único que asusta es el comienzo, que tiene lugar en la plaza del Zócalo, en México D.F., y las persecuciones con los Range Rover Sport SVR o el mítico Land Rover Defender por las pistas nevadas de Austria y por las calles adoquinadas de Roma con el Jaguar C-X75 y el Aston Martín de 007, que acaba hundido en el Tíber. Eso es lo más emocionante de la película: los coches, que se convierten en protagonistas por las virguerías que son capaces de realizar. Un ejemplo: para la persecución por Roma, con derrapajes en el Vaticano incluidos, fueron necesarias dos semanas de rodaje nocturno y la intervención de Robert de Niro para conseguir los permisos necesarios.

Hoy es el estreno mundial en Londres; en España habrá que esperar al viernes 6 de noviembre para verla. Gracias a la invitación de Jaguar Land Rover, en LA RAZÓN hemos tenido la oportunidad de asistir a una «première» privada para 200 invitados en un lugar secreto de Londres. Antes de entrar a ver la aventura número 24 de James Bond nos quitaron el teléfono móvil y la cámara de fotos, además de registrarnos por si llevábamos algún aparato que captase imágenes. A la película le faltan el champán y el glamour que destilaban Sean Connery y Roger Moore, y los «inventos» que se sacaba de la manga el agente que tiene licencia para matar. Estas lagunas sin duda han sido sustituidas por las habilidades de los especialistas que manejan los vehículos. Sólo hay dos Jaguar C-X75 híbridos en el mundo y los dos han actuado en «Spectre», además de cinco más especiales que crearon para la película y veintidós Land Rover Defender y Range Rover Sport SVR que el Departamento de Operaciones Especiales de Jaguar ha customizado para el filme. Al Defender le montaron ruedas de 37 pulgadas y, aunque después de ver «Spectre» parezca increíble, los 30 coches han regresado con magulladuras, pero sanos y salvos a la casa madre. Si hay algún interesado en emular a 007 el departamento está disponible para el que quiera personalizar su vehículo o, si tiene un Land Rover o Jaguar clásico, ahí se lo reparan y mantienen.

Un prototipo increíble

Tuvimos la oportunidad de probar los coches y el prototipo híbrido creado por el Special Vehicle Operations (SVO) de Jaguar en colaboración con la escudería Williams de Fórmula 1, en los estudios Longcross de Londres. Es increíble subirse en el prototipo: sus puertas se elevan, apenas levanta un palmo del suelo y para sentarte casi tienes que ponerte de rodillas; después te encajas en el asiento ergonómico, que al malo de «Spectre», Hinx (David Bautista), le tuvieron que agrandar porque es un actor como el «increíble Hulk». Una vez ajustados, el Jaguar C-X75 despega sin hacer ruido y en seis segundos alcanza los 160 km/hora, sin sensación de miedo y sin contaminar, porque íbamos con el motor eléctrico. Probar el Defender de los villanos es otro mundo, pues estos malos malísimos tienen que ir en el coche más robusto y fiable. Igual que ellos, subimos por una pared y la bajamos sin sobresaltos. Como en la película, en la que todo parece fácil, aunque en realidad estuvieron dos meses en Longcross preparando las escenas de riesgo.

Una bala naranja

En las escenas nocturnas rodadas en Roma, el Jaguar C-X75 llegó a los 150 km por hora de los 350 que es su velocidad punta. Tiene siete velocidades y dos motores eléctricos de 390 caballos. Esta extraordinaria bala naranja de fibra de carbono es uno de los protagonistas de la nueva aventura de Bond (en la imagen, Daniel Craig) que al recibir un mensaje de su pasado se embarca en una búsqueda que le lleva a descubrir una organización siniestra. Le acompañan Mónica Bellucci, Léa Seydoux y Naomie Harris.