CC OO y UGT: 9,2 millones de la Junta para orientación

Los secretarios generales de CC OO y UGT en Andalucía, Francisco Carbonero y Carmen Castilla
Los secretarios generales de CC OO y UGT en Andalucía, Francisco Carbonero y Carmen Castilla

Un juzgado señaló que UGT tenía que devolver 200.000 euros por irregularidades en ayudas del Orienta. Comisiones Obreras es la más beneficiada, a través de una fundación, con 6,6 millones de euros

Los sindicatos CC OO-A y UGT-A, junto a una fundación adscrita a la Junta de Andalucía (Faisem) han sido los principales beneficiarios del Programa de Orientación Profesional y Acompañamiento a la inserción (Orienta) adscrito a la Consejería de Empleo. Las dos plataformas sindicales recibirán 9,2 millones de euros, según la resolución del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) publicada ayer en el Boja. La más beneficiada de los 14 adjudicatarios es CC OO, a través de la Fundación Formación y Empleo de Andalucía, con 6,68 millones de euros, mientras que la Unión General de Trabajadores recibirá 2,53 millones.

El asunto trae cola en lo que respecta a UGT. Este sindicato lleva cuatro años sin desarrollar acciones de orientación laboral debido a irregularidades detectadas por la Junta de Andalucía y que se han acabado dirimiendo en los tribunales. Hay que recordar que un juzgado de Sevilla le dio la razón parcialmente a UGT, tras reclamarle el Servicio Andaluz de Empleo más de un millón de euros de una ayuda del plan de orientación laboral del año 2009. El juzgado anuló 862.000 euros del reintegro. Sin embargo, obligó al sindicato a devolver casi 200.000 euros, en concreto 198.725 euros, por cargar al plan Orienta pólizas contratada con Generali España para el despido de trabajadores. UGT llevó a cabo en 2012 un Expediente de Regulación de empleo (ERE) que afectó fundamentalmente a trabajadores enmarcados en el programa «Orienta». En concreto 130. El resto, hasta sumar 159, eran empleados de estructura.

UGT-A está siendo investigada en tres casos distintos. El juzgado de Instrucción 6 de Sevilla lleva a cabo las diligencias de los ERE y de los cursos de formación, mientras que Instrucción 9 se ocupa de las irregularidades por el falseamiento de facturas con cargo a subvenciones públicas a través de dos mecanismos principales: la acumulación de «bote» –que en algunos casos llegó a superar los 400.000 euros con una sola empresa proveedora– y el cobro de «rápel».

La última cifra que dio la Junta relativa a la reclamación a UGT es de 15,3 millones de euros por la gestión de ayudas de formación. Sin embargo, la Consejería de Empleo no aclara la cantidad exacta que ha recuperado del sindicato, ni los expedientes concretos a los que se refieren estos expedientes de reintegro. Una situación que han censurado reiteradamente los partidos de la oposición. UGT celebró recientemente volver a prestar servicios de orientación laboral, mediante una red de nueve unidades distribuidas por las ocho provincias, con el fin de «atender con calidad a las personas desempleadas, inscritas como demandas de empleo en el Servicio Público de Empleo». Otros beneficiarios son COAG Andalucía, con 420.000 euros, o la Fundación Proyecto Don Bosco, con 2,4 millones.