Andalucía

Chapuzones al alcance de un clic

La empresa de origen francés llega a Andalucía para ofrecer la posibilidad de reservar alguna de las 22 piscinas de la región que están registradas en Swimmy desde 8 euros al día por persona

La empresa de origen francés llega a Andalucía para ofrecer la posibilidad de reservar alguna de las 22 piscinas de la región que están registradas en Swimmy desde 8 euros al día por persona

Publicidad

A las puertas del «veranillo de San Miguel» poder disfrutar de un buen chapuzón sin ser propietario de una piscina ya es posible en Andalucía gracias a la página web Swimmy. Raphaële de Monteynar es su fundadora y, como ella misma reconoce, todo comenzó cuando «estaba conversando al borde de una piscina y pensé que sería genial que otros también pudieran beneficiarse de las piscinas vecinas que muchas veces están desocupadas». Con esta idea y después de ponerla en práctica hace dos años en Francia llegaron a España en el mes de julio y, a finales de agosto, ya había 22 opciones para alquilar en toda Andalucía. Sevilla está a la cabeza en oferta de alquiler en la web con nueve piscinas, le sigue Córdoba con cuatro, Málaga y Cádiz con tres cada una, Huelva con dos y por último Jaén con una. Desde Swimmy aseguran que han tenido «muy buena acogida» y que la comunidad autónoma es la «región con más usuarios, alrededor de un 30% del total del país».

Acostumbrados a utilizar en el día a día plataformas como Cabify, Uber, Airbnb o Blablacar ahora le toca el turno a las piscinas con Swimmy. Esta página web tiene como fin poner en contacto a propietarios de más de cien piscinas –ya sean cavadas, hinchables, jacuzzis o incluso spas– con interesados en disfrutar de un buen chapuzón.

Precios de la reserva

Pero, ¿tendré exclusividad o compartiré con otros desconocidos? Esta es una pregunta que se hacen muchos interesados y que depende de la piscina que se quiera reservar. Para Olga Pariente, propietaria de la Finca Baluarte de Utrera y de «una bonita piscina a 30 kilómetros de Sevilla» como publica en su perfil, «la exclusividad es muy importante, el cliente que reserva no lo comparte ya que la piscina es suya el tiempo que nos los solicite», asegura.

Publicidad

Desde la organización comentan que es el propietario el que establece el precio de alquiler según las prestaciones y servicios que ofrezca (jardín, tumbonas, zona de barbacoa o de chill out). Pero, en general, «los precios oscilan desde los 8 euros a los 25 euros», explica Alexia O'Mahony, encargada del desarrollo de Negocio de Swimmy en España. Y explica que la web «sólo recibe el 12 por ciento del precio». La inscripción es gratuita, tanto para los propietarios como para los inquilinos y, en relación a las reservas o al pago de la misma, todo se gestiona a través de la propia página web (www.swimmy.es). La persona que lo desee puede reservar una piscina por horas o incluso optar por seleccionar toda la mañana o toda la tarde. «No todo el mundo quiere pasar unas horas, los hay que prefieren reservar nuestra piscina para un fin de semana o para celebrar un cumpleaños», explica Olga Pariente.

Próxima temporada

Publicidad

Los propietarios, privados o empresas, reconocen que es una buena oportunidad aunque ha llegado casi al final del verano por lo que son muchos los que aún no han recibido reservas pero ya se preparan para la próxima temporada. Como es el caso de Faustino que ofrece ya para el verano de 2020 una «espectacular piscina de sal, barbacoa y jardín en Cádiz». O el de Nani Moreno, propietaria de Paraíso by Hacienda el Loreto en Espartinas (Sevilla) que reconoce que la web «es un apoyo más pero tendrá aún que rodarse» y en relación a las reservas comenta que «ya gestionaba la piscina con hoteles y apartamentos» y que desde la web «he recibido muchas solicitudes pero ninguna confirmación» hasta el momento.

En el lado opuesto se encuentra Olga con su piscina en Utrera, «recibimos muchas consultas pero casi el 50% de ellas se traducen en reservas», explica. Mientras que desde la organización aclaran que Swimmy «funciona todo el año» y reconocen que «tenemos más reservas entre abril y octubre pero puede funcionar todo el año porque contamos con piscinas climatizadas».

«Aún es pronto para realizar valoraciones», como reconoce Vicky, la propietaria de una piscina que «invita a todo el que quiera a refrescarse en Málaga». Todavía quedan los últimos coletazos del verano y con la vuelta al colegio de los más pequeños a escasos días... ¿Qué mejor forma de relajarse, justo antes de afrontar la rutina diaria, que dándose un buen chapuzón?