Cuenca efectuará una auditoría municipal como primera medida en Granada

La izquierda radical pide al PSOE que el Ayuntamiento se persone como acusación en la causa judicial

Francisco Cuenca mantuvo ayer la primera reunión de trabajo
Francisco Cuenca mantuvo ayer la primera reunión de trabajo

La izquierda radical pide al PSOE que el Ayuntamiento se persone como acusación en la causa judicial

Susana Díaz, «roja y decente», se volvió a erigir ayer en adalid de la limpieza política, lanzando a los cuatro vientos que su partido, gracias a Francisco Cuenca, «abrirá puertas y ventanas» porque «la luz es la mejor lejía de las instituciones». Teniendo en cuenta que los populares hablan de «atraco» a la voluntad de los granadinos, supone una paradoja más de la presidenta de la Junta de Andalucía, que dio por confirmada una información de la SER que sitúa al ex alcalde José Torres Hurtado y a la ex edil Isabel Nieto en el vértice de la supuesta trama urbanística de corrupción, según datos de la Unidad policial de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y la Fiscalía.

De lo que no hay duda es de que se abre «un nuevo tiempo» en Granada. Los grupos municipales Vamos Granada (Podemos) e IU pidieron al nuevo Gobierno local del PSOE que el Ayuntamiento se persone como acusación en la causa judicial que investiga la supuesta trama. Francisco Cuenca (PSOE), pidió respeto para la actuación judicial. El nuevo regidor admitió que no tiene información directa sobre el proceso judicial que se mantiene secreto, pero que el Consistorio colaborará con el Juzgado en todo lo que éste pueda requerirle tras un «lamentable» proceso que ha sufrido la ciudad y, a su juicio, ha supuesto una «vergüenza».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Luis Salvador, se refirió también a los nuevos detalles de la investigación que, en su opinión, apuntaría a la posible responsabilidad del resto del anterior equipo de Gobierno del PP, incluida la candidata popular a la alcaldía, Rocío Díaz.

Según el líder de la formación naranja, esa «sombra de sospecha» si sitúa por tanto sobre todo el anterior gobierno del PP, de ahí que haya que entender, añadió, que Ciudadanos no pudiera «taparse la nariz» y haber permitido la continuidad de los populares al frente del Consistorio de Granada.

La portavoz de Vamos Granada (Podemos), Marta Gutiérrez, pidió que se rectifique la posición del Ayuntamiento en la instrucción judicial de la causa como responsable civil subsidiario y que esta Administración municipal ejerza en cambio la acusación en el proceso como parte perjudicada.

Finalmente, el portavoz de IU, Francisco Puentedura, consideró que las últimas noticias sobre las investigación policial resultan «escandalosas» y también solicitó que el Consistorio se persone en el proceso como acusación, no como responsable civil, para que se pueda llegar «hasta las últimas consecuencias».

Según la información de la SER, el anterior alcalde popular, José Torres Hurtado, habría utilizado las concejalías que más le convenían para tramitar licencias y que al menos celebró dos reuniones con empresarios sin levantar acta, según las declaraciones de testigos que recogen diligencias policiales. Estas diligencias policiales hablarían de una trama urbanística de corrupción, señala este medio, con presión sobre el suelo urbanístico para conseguir precios favorables, políticos y funcionarios en connivencia para administrar y otorgar contratos, favores por parte de constructores y colaboración necesaria por parte de técnicos.

En su primera reunión como alcalde, Cuenca y sus concejales iniciaron la reorganización del Consistorio y se iniciaron los trámites para llevar a cabo una auditoría municipal. Además, el lunes ha convocado a todos los portavoces de la corporación para trazar los ejes y prioridades de trabajo desde un marco de lealtad y de diálogo. Cuenca dijo que prestará especial atención a tres áreas que considera «machadas por la duda», como es el caso de las de Economía, Urbanismo y de Personal y Contratación.