Cultura y solidaridad para dos millones de andaluces

La Fundación Cajasol hace balance de sus actividades del año pasado

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La Fundación Cajasol hace balance de sus actividades del año pasado

Casi dos millones de personas se beneficiaron el año pasado de las iniciativas de la Fundación Cajasol en las provincias andaluzas en las que organiza actividades. El presidente de la institución, Antonio Pulido, presentó ayer el balance de 2016 ante más de 300 personas en el patio de la sede sevillana de la fundación, un acto que contó también con la intervención de diferentes representantes del mundo de la cultura, la empresa o la acción social que han colaborado con la institución, como el presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba, Antonio Díaz; la empresaria Raquel Revuelta; el cantaor Manuel Lombo; el investigador Guillermo Antiñolo; el presidente de la Fundación Real Betis, Rafael Gordillo; y el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza.

El año pasado la Fundación Cajasol siguió incrementando el presupuesto destinado a su actividad, lo que permitió destinar más recursos a estas iniciativas y proyectos que se agrupan de manera preferente en tres grandes ejes: la acción social, la promoción de la cultura y el arte y la formación y el fomento del emprendimiento.

Tal y como explicó Pulido, «programas como ‘Andaluces Compartiendo’ nos han vuelto a dar un ejemplo de la gran fuerza que tiene la solidaridad en nuestra tierra, como han demostrado el número cada vez mayor de empresas colaboradoras y también la respuesta de los voluntarios y los consumidores». «Se trata de devolver a la sociedad parte de lo que recibimos de ella», destacó.

Un segundo bloque que históricamente ha tenido también un protagonismo indiscutible dentro de los objetivos de la institución es la promoción de la cultura y el arte. En este sentido, Pulido aseguró que «básicamente hemos abierto espacios a toda la sociedad, convirtiéndose la fundación en referente de la acción cultural, sin olvidar las tradiciones como el flamenco, los toros, el carnaval o la Semana Santa».

Así, durante el pasado año se continuó diversificando la agenda cultural, con el deseo de alcanzar un público más amplio y variado. Un programa de actividades en el que se mantuvo el compromiso con la divulgación del patrimonio cultural, histórico y artístico, siendo fieles a las tradiciones más arraigadas, atendiendo al mismo tiempo a las nuevas propuestas de vanguardia «y a todo ese nuevo horizonte cultural y de ocio que se está perfilando en internet y en las tecnologías audiovisuales».

Por último, el tercer gran bloque es el relativo a la formación, el fomento del emprendimiento y el apoyo a la actividad económica, ya que «sin formación no hay desarrollo económico ni bienestar», señaló Pulido. En este sentido, destacó la «ya relevante notoriedad y relevancia» que ha conseguido el programa «100 caminos al éxito», que ha logrado impulsar desde su nacimiento 210 nuevas iniciativas empresariales, 80 de ellas el pasado año, además de poner en valor el ciclo de conferencias «Programa Talento Nobel».

En definitiva, durante el año 2016 la Fundación Cajasol «ha querido estar más presente aún si cabe en la vida cultural, social, formativa y empresarial de Andalucía», destacó Pulido, al tiempo que avanzó que se abrirán nuevas sedes en otras provincias próximamente.