Díaz no quiere «número 2»: Mario Jiménez, portavoz parlamentario

La Razón
La RazónLa Razón

«Mario Jiménez seguirá siendo una pieza fundamental del nuevo tiempo del PSOE desde el Parlamento», palabras de la secretaria provincial del PSOE de Cádiz, Irene García. José Luis Sánchez Teruel, secretario general del PSOE de Almería, ve «lógico» que Díaz «coloque» a los miembros del partido «donde cree que podemos dar mejor servicio». Francisco Reyes, del PSOE de Jaén, señaló que la presidenta tiene «todo el respaldo». La líder del partido en Andalucía ha movido ficha.

Ha crecido contemplando el arte del «status quo» de Chaves y los malabares de Griñán. Su fórmula es otra o puede que una mezcla de las dos. Susana Díaz se impondrá este sábado en el Congreso como única opción posible en el PSOE-A, mientras se barruntan cantos de sirena desde Ferraz. La consecuencia directa de la multiplicación de Susana Díaz en distintos frentes –Presidencia de la Junta y secretaria general de la mayor fuerza socialista de España– es la salida de Mario Jiménez como subalterno en el PSOE-A. Jiménez, como señaló «El País», dejará la Vicesecretaría del partido para retornar a la portavocía en el Parlamento, desde donde esperará movimientos de cara a un posible y no lejano congreso federal. Díaz comunicó el lunes a los secretarios provinciales el diseño de su ejecutiva. «Yo voy a dirigir el partido», cuentan que dijo. Mario Jiménez ha trabajado mano a mano con Susana Díaz desde que Griñán accedió a la Secretaría General del PSOE-A en marzo de 2010. Jiménez se ocupaba de la dirección y Díaz de la organización. Rafael Velasco dimitió por el camino, a raíz de conocerse unas subvenciones a una empresa de su mujer. Mario Jiménez dejará su escaño como senador y ocupará el puesto del actual portavoz del PSOE en el Parlamento, Francisco Álvarez de la Chica. Se viene barajando la opción de que Mario Jiménez forme parte del equipo de Ferraz, pero, de momento, lo descarta al decantarse por la elección en un Congreso Federal.