El «nuevo tiempo» de Díaz provoca otra dimisión en el SAS

La Razón
La RazónLa Razón

El pasado jueves fue el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Luis Gutiérrez, y ayer su homólogo en los hospitales sevillanos Virgen del Rocío y Macarena, Francisco Torrubia. La cascada de dimisiones en la Consejería de Salud no cesa. La saturación que están sufriendo los hospitales, asolados por los recortes y la falta de profesionales, y la llegada al departamento de la consejera María José Sánchez Rubio están provocando una oleada de dimisiones en la primera línea de la sanidad andaluza.

Torrubia, que ostentaba el cargo desde 2012, presentó su dimisión por «la necesidad de generar un nuevo equipo para un proyecto de gran envergadura», como es la gerencia de los dos hospitales sevillanos. En declaraciones a la Cadena Ser, aseguró que cree «coherente facilitar que se pueda generar otro nuevo equipo con la complicidad necesaria para poder dirigir esta empresa, además en los momentos de cambio, y con proyectos de envergadura y calado como los que estamos en estos momento gestionando».

Sin embargo, parece lógico el cambio en los puestos directivos del SAS tras la llegada de un nuevo consejero, como ha sido el caso del departamento de Salud. De hecho, las dimsiones se han producido después de que se aprobara el Presupuesto, por lo que ahora es el momento de que la propia Sánchez Rubio conforme un equipo más afín a sus intereses.

Precisamente, la consejera se refirió a estas dimisiones asegurando que «ningún directivo es imprescindible». «Los que de verdad son imprescindibles son los 95.000 profesionales con los que cuenta el SAS, que son los que cada día llevan a cabo este trabajo, el de prestar un buen sistema público de salud», aseguró la consejera, quien señaló que «se ha marcado un nuevo camino», que conlleva la «reestructuración» de la Consejería y del propio SAS, en el marco del «nuevo proyecto de la presidenta Susana Díaz». Así, aseguró que «los distintos equipos directivos» del SAS y de la Consejería son «conscientes de que somos un instrumento de una estrategia organizativa», diferente en este caso y que conlleva que «hoy está una persona y mañana está otra». Por otra parte, destacó la «contrastada capacidad gestora» del actual director del hospital Reina Sofía de Córdoba, José Manuel Aranda, que sustituirá a Gutiérrez al frente del SAS. Subrayó que Aranda conoce «todos los aspectos» de la gestión, «tanto en la atención primaria como en la atención hospitalaria y en la organización en distritos» sanitarios, de tal forma que «es de las pocas personas que, desde el inicio del sistema, han estado siempre» en el SAS, asumiendo «distintas responsabilidades».

Según indicó la consejera, no hay que buscar «más motivación» para el relevo en la gerencia del SAS, pues «se ha hecho un trabajo magnífico en unos momentos muy difíciles por el equipo», si bien ahora se abre «una nueva etapa y no hay ninguna motivación extraordinaria» para el cese de Gutiérrez, pues «igual que la consejera puede ser hoy una y mañana otra, igual pasa con el resto».