El Parque Tecnológico de Andalucía, con sede en Málaga, aportó el 1,56% del PIB andaluz en 2016

La RazónLa Razón

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) aportó al Producto Interior Bruto andaluz (PIB) un 1,56 por ciento en el año 2016 y aportó el 1,65 por ciento del total del empleo creado en la comunidad, con una actividad generada en los impuestos para ese ejercicio del 1,46 por ciento del total regional.

Según un informe elaborado por la consultoría especializada en parques tecnológicos Infyde que analiza los 25 años de actividad de la tecnópolis, el impacto total –directo más indirecto– de la actividad económica representó un importe de 3.776,27 millones de euros el citado año y, en materia de empleo, el efecto total fue de 49.499 puestos de trabajo.

El impacto directo e indirecto del PTA sobre el PIB de la provincia de Málaga fue del 7,95 por ciento, y hasta un 19,2 por ciento en la capital, mientras que la aportación al empleo alcanzó el 8,27 por ciento.

El estudio revela además que de los 800 millones de euros que se han invertido en el parque desde su creación, el 80 por ciento ha correspondido al sector privado.

El recinto cuenta en la actualidad con 636 empresas instaladas, cerca de 18.000 empleados, más de 1.750 millones de euros de facturación anual y 1.530 personas dedicadas a las labores de I+D.

El presidente del Parque Tecnológico de Andalucía y delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, aplaudió ayer que el recinto se ha consolidado como «un gran polo de atracción innovador de Andalucía y Europa, siendo las tecnologías y la innovación las claves de su desarrollo».

En la misma línea, el director del PTA, Felipe Romera, incidió en la gran «contribución a la economía y empleo regional y provincial» para apuntar que «son cifras bastante importantes que significan que a lo largo de estos 25 años se han cubierto con creces las expectativas».

Por su parte, el director de Infyde, Jaime del Castillo, destacó el componente internacional de la tecnópolis al subrayar que «más de 60 empresas extranjeras se han instalado, trayendo consigo a 5.000 empleados», lo que ha posibilitado que sea «el principal foco de concentración de inversión extranjera tecnológica de Andalucía».