El Partido Popular solicita al CGPJ que investigue la filtración sobre el caso

Susana Díaz ve que «los jueces ponen las cosas en su sitio» y exige «perdón» a los populares

La número dos del Partido Popular de Andalucía, Loles López
La número dos del Partido Popular de Andalucía, Loles López

La secretaria general del PP andaluz, Loles López, anunció ayer que el PP presentará un escrito al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que se investigue el origen de una supuesta filtración sobre el posible «archivo anticipado para dentro de unos meses» de la causa de los cursos de formación por parte de la jueza que instruye el caso.

López reiteró que el PP «respeta a la Justicia, las decisiones judiciales y la independencia de la Justicia», pero expresó la «máxima preocupación» del PP tanto «por los hechos como por el momento» en que se conocen.

Loles López calificó de «insólitas» estas filtraciones, ya que, apuntó, «la Justicia se pronuncia a través de autos», al tiempo que recordó que la instrucción «aún no está finalizada» y que incluso el PP, que está personado en la causa, está a la espera de que se tramite un recurso presentado a un auto del anterior instructor que ordenaba el archivo de otro auto. «Queda mucho por instruir y por resolver; no damos crédito a lo que está ocurriendo», subrayó.

Además, la número dos del PP andaluz criticó duramente el «uso político de una filtración que se da por buena» por parte del PSOE, punto en el que manifestó que aparte de la acción de la Justicia están las «responsabilidades políticas». «Y políticamente está muy vivo», apostilló.

«Una cosa son las responsabilidades políticas y otras las penales», dijo López, quien recordó los detalles que se han venido conociendo en la Comisión de investigación del Parlamento, y otras informaciones como las 45 empresas vinculadas al PSOE que recibieron más de 101 millones de euros en subvenciones, las facturas de mariscos y licores pagadas con subvenciones, o la trama familiar, «el clan de los tiesos» de la presidenta de la Junta en los cursos de formación, toda vez que se ha conocido que tanto su marido como dos cuñados fueron beneficiarios de los mismos.

Por su parte, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, señaló que, en vistas al archivo de la pieza política de los cursos de formación financiados con fondos de la Junta, «los jueces ponen las cosas en su sitio» con este asunto, al tiempo que exigió a los dirigentes del PP pedir perdón por el daño causado a «decena de familias». Susana Díaz manifestó que esta decisión de la juez pone sobre la mesa «lo que siempre hemos defendido desde el Gobierno, que al igual que en el resto de comunidades, si alguien lo ha hecho mal ha defraudado a la Administración», y no al contrario. El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, señaló que ha visto al PP «titubear» ante la noticia sobre el posible archivo por parte de la jueza María Núñez Bolaños de la pieza política de los cursos de formación, ya que con esto «se le ha caído toda la estrategia que tenían contra el Gobierno andaluz». El portavoz del grupo parlamentario socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, relacionó el caso de la presunta trama en Cataluña tras las escuchas al ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, con el próximo archivo de la causa política en los cursos de formación y pidió al Gobierno «explicaciones» por si en Andalucía «se ha urdido una trama similar» a la de Cataluña.

La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, recordó que la causa de los cursos «no ha terminado», por lo que «llama la atención que se filtre un supuesto archivo de una causa que no ha tenido lugar, es como un spoiler de un archivo de una causa».