El PP pide a Díaz que respete a la «mayoría de mujeres andaluzas»

La vicesecretaria de Territorio, Medio Ambiente y Asuntos Europeos del PP-A, Alicia Martínez, defendió ayer que el anteproyecto de la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, representa a «la mayoría social» de España, y le ha exigido a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que «abandone su estrategia de confrontación».

Martínez explicó que esta ley vuelve a la aprobada en 1985, que fue «una ley de consenso y socialista», y que estuvo vigente hasta 2010, «año en el que se rompió ese consenso con la ley de Zapatero», que ha causado, según la popular, «que en los últimos años tengamos cada cinco minutos un aborto en España», una situación a la que «hay que poner límite», a juicio de la popular.

Asimismo, indicó que la ley del aborto del PP «pretende garantizar la libertad de la mujer», puesto que, según señaló, «se despenaliza por primera vez que una mujer tenga que interrumpir su embarazo, garantiza que en caso de violación se pueda realizar libremente el aborto y que lo cubra la Seguridad Social, y que, en caso de que haya riesgo para la salud de la madre o del nacido, se pueda interrumpir el embarazo en determinados casos».

El Gobierno andaluz está «estudiando» recurrir la reforma de la Ley del Aborto, si hay base constitucional «suficiente» que determine que se están «limitando» los derechos de los ciudadanos. Ayer, la secretaria de Igualdad del PSOE-A, Elena Ruiz, y el coordinador del Consejo Territorial del PSOE andaluz, Juan Pablo Durán, mantuvieron en Córdoba un encuentro con representantes de diversas entidades, tras la cual informaron de que el PSOE impulsará una campaña contra la nueva ley por ser «retrógrada, restrictiva y cruel con las mujeres».

Por todo esto, el PP de Andalucía pide a Díaz, «que se las dá de moderada y muchos golpe de pecho», «que se ponga del lado de mayoría de las mujeres andaluzas y defienda una ley que garantiza el derecho a la vida y del no nacido».