El repliegue de Susana Díaz da munición al PP

Los populares aprovechan la indefinición de la presidenta andaluza: «Quién la ha visto y quién la ve», desliza Ana Mestre

La vicesecretaria de Acción Política y Municipal del PP andaluz, Ana Mestre, compareció ayer en la sede regional de la formación
La vicesecretaria de Acción Política y Municipal del PP andaluz, Ana Mestre, compareció ayer en la sede regional de la formación

El repliegue de Susana Díaz, que se ha apartado hacia un lado y prefiere no entrar en la confrontación directa con el secretario general de su partido, Pedro Sánchez, ha puesto munición en manos del PP andaluz, que cuestiona de manera abierta el mando de la principal baronesa socialista dentro de su partido.

Así las cosas, la vicesecretaria de Acción Política y Municipal del PP-A, Ana Mestre, aseguró que la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, está «achicada y sin poderío» ante la situación de su partido a nivel nacional y le exigió que «dé la cara» ante los andaluces. «Quién la ha visto y quién la ve», añadió. Mestre se pronunció en la misma línea que lo ha hecho el presidente del PP-A, Juanma Moreno, en los últimos días. «¿Dónde está Susana Díaz?, ¿dónde está la reina de la equidistancia?, que diga lo que piensa, si está en contra de la locura colectiva a la que están llevando al PSOE», se preguntó Moreno el sábado en un acto junto a Mariano Rajoy en Córdoba. La estrategia, por tanto, pasa ahora precisamente por minar la imagen de la máxima mandataria andaluza, con Pedro Sánchez y sus pasos para formar Gobierno con Podemos como telón de fondo.

En este sentido, Mestre señaló que Díaz «se ha hartado» de hablar de cuestiones nacionales «en los momentos más difíciles» para Andalucía, y que ahora, cuando España atraviesa sus momentos «más difíciles», la socialista «ha decidido callarse y no habla ni de España ni de Andalucía».

La dirigente popular indicó que la presidenta de la Junta se ha mostrado en el pasado «envalentonada, con poderío y preparada para afrontar cualquier batalla», una imagen que, en su opinión, «no tiene nada que ver» con la que está ofreciendo en estos momentos, «al estar instalada en el silencio y la ambigüedad».

Para Mestre, el «silencio cómplice» de la socialista puede deberse a dos motivos: «o no tiene el poder que presumía dentro del partido, o comparte la situación a la que nos está llevando Pedro Sánchez por acuerdos con partidos a los que ella decía que nunca apoyaría».

«Puede haberse achicado porque otros le han ganado», deslizó Mestre, quien le pidió a Díaz que sea «valiente» y diga públicamente si comparte los planteamientos de su secretario general o si es que «ya no es en su partido lo que era».