Entre el sistema de financiación y la transparencia

La Razón
La RazónLa Razón

sevilla- El Parlamento fue, como es tradicional, punto de arranque de los actos institucionales del Día de Andalucía. Los diputados autonómicos, otros representantes de instituciones públicas, los agentes económicos y sociales –el primer 28F en el cargo de los dirigentes de UGT-A, Carmen Castilla, y de la CEA, Javier González de Lara,– o los ex presidentes andaluces –salvo Griñán, que sí estuvo en la entrega de Medallas en el Teatro Maestranza– acudieron a la Cámara para asistir al izado de la bandera y al discurso del presidente del Parlamento, Manuel Gracia. Juan Manuel Moreno, que será nombrado hoy presidente del PP-A, aprovechó la ocasión para su puesta de largo institucional. Tuvo la oportunidad de saludar a numerosos cargos de IU y del PSOE, incluidos los ex presientes andaluces Borbolla y Escuredo, pero no se produjo el esperado encuentro con la presidenta de la Junta. Susana Díaz evitó la instantánea.

El discurso del presidente del Parlamento ha dejado de ser estrictamente institucional para sumergirse en arena política. El de Manuel Gracia ayer fue un avance del que varias horas después pronunció Susana Díaz en el acto central de la entrega de medallas en el Teatro Maestranza de Sevilla. Abordó Gracia el sistema de financiación, la idoneidad de que la sociedad participe en las elecciones europeas, los pasos atrás en el sistema social o la responsabilidad política en sentido amplio, que afecta «al que administra Justicia», o al que recibe una ayuda social sin merecerla. Sin poner nombres y apellidos, sin entrar de lleno en harina, Gracia enfocó perfectamente su diana de críticas.

En relación al sistema de financiación, que será reformado este año, uno de los bloques a los que dedicó más atención, dijo que «nos la jugamos», porque de él depende el dinero que vaya para «el sistema educativo, colegios o universidades».

Instó a evitar el desafecto entre la ciudadanía y la clase política. Los ciudadanos –adujo– no «desprecian» la política, sino una forma de hacer política con la que no se identifican. Hay que recordar que fue Manuel Gracia quien reprendió al ex defensor del Pueblo José Chamizo, cuando dijo también en sede parlamentaria que los ciudadanos estaban hasta el «gorro» de los políticos porque no salían de su «peleítas». La transparencia es uno de los antídotos, según Gracia, para luchar contra este desafecto hacia política. En este sentido, avanzó que el Parlamento contará con un portal de transparencia antes del mes de agosto.