La Junta mantendrá tres de cada cuatro «caracolas», sin plazo para su eliminación

Eliminar una de cada cuatro aulas prefabricadas existentes en los centros educativos andaluces. A ello destinará la Consejería de Educación diez millones de euros en 2016, dentro de un Plan de Inversión en Infraestructuras Educativas que prevé 128 actuaciones con un montante total de 107 millones. El resultado será que los colegios e institutos contarán con 80 «caracolas» menos. La cruz de esa moneda es que todavía serán 237 las instalaciones efímeras que seguirán acogiendo a alumnos en condiciones precarias.

Al inicio de este curso, la consejera, Adelaida de la Calle, presentó un balance sobre la situación de los centros educativos: 8.700 alumnos distribuidos en 317 instalaciones ubicadas en 178 colegios. Ya entonces De la Calle aseguró que el objetivo era eliminar «cuanto antes» unas soluciones que nacieron como efímeras y se han asentado como definitivas en muchos casos. Defendió además que la mitad de las existentes «tienen detrás una obra en ejecución o una solución en marcha», aunque de momento la eliminación sólo alcanzará al 25% del total, sin que se haya avanzado una programación para su supresión definitiva. Un «cuanto antes» que se convierte en una intención difusa, sujeta a las disponibilidades presupuestarias de la Junta.

Andalucía no es, sin embargo, la única comunidad que recurre a esta alternativa. En la Comunidad Valenciana, por ejemplo, se gastaron casi 54 millones de euros en alquiler de aulas prefabricadas entre 2007 y 2013. Cataluña cuenta con ellas en 90 de sus colegios e institutos públicos. Su proliferación llevó en 2010 al Defensor del Pueblo Español a iniciar una investigación de oficio, ante la «deficiente planificación» de las administraciones: entonces había 1.057 en Cataluña, 913 en la Comunidad Valenciana y 359 en Andalucía. En nuestra comunidad se habrían eliminado por tanto 42 aulas en cinco años. Castilla-La Mancha con 193, País Vasco (100), Navarra (57) y Aragón (32) son otras regiones que también han sustituido el ladrillo por la chapa de las prefabricadas.

En Andalucía, cada una tiene un coste medio de unos 30.000 euros, son propiedad de la Junta y sólo dos se tienen en alquiler por entre 1.200 y 1.300 euros. Recientemente Educación sacó a licitación un contrato que prevé destinar casi tres millones de euros por año en dos ejercicios a las labores de reubicación y mantenimiento de estas instalaciones, algunas en pie desde los años noventa.

Obras en marcha

El plan presentado ayer por la consejera al Consejo de Gobierno el nuevo contempla de la cantidad total prevista 42 millones para proyectos ya comprometidos y otros 65 millones a nuevas intervenciones. Dentro de éstas últimas, 42,8 millones se destinan a obras de construcción y reformas y 12,2 a necesidades básicas de escolarización, informa Efe.

El programa de inversión incluye en su conjunto 128 obras en las ocho provincias, con un empleo asociado de 2.300 puestos de trabajo, intervenciones que beneficiarán a unos 45.000 estudiantes.

En su informe, Adelaida de la Calle recordó que la Junta ha invertido más de 1.900 millones en infraestructuras educativas entre 2005 y 2015, pese a la crisis y a las restricciones económicas de los últimos siete años. Obvió, por contra, resaltar los 1.216 millones de euros que dejó de ejecutar del presupuesto previsto entre 2009 y 2013, pese a ser partidas consignadas.

Entre las obras licitadas para mejora de centros destacan las relativas a la construcción del nuevo Instituto de Educación Secundaria (IES) El Toyo en Almería, por 4,68 millones de euros; la ampliación del IES Fernando Quiñones de Jerez de la Frontera (Cádiz) por 827.000 euros; las reformas en la Escuela de Arte Dionisio Ortiz de Córdoba (150.000 euros) o la edificación de un nuevo Centro de Infantil y Primaria (CEIP) en Churriana de la Vega (Granada) por 3,57 millones.

A éstas se suman la adecuación del colegio rural Atalaya de La Iruela (Jaén) por 150.000 euros; un nuevo CEIP en Vélez-Málaga (3,32 millones) y otro en Burguillos (Sevilla) por 4,74 millones de euros, y la mejora del colegio La Colina de Camas (Sevilla), con un presupuesto cercano a los 740.000 euros.

La Consejería de Educación ha licitado la redacción de los proyectos de ampliación del CEIP Las Gaviotas de Lepe (Huelva) y de construcción de dos nuevos IES en Málaga capital, en la zona de Teatinos, y en Rincón de la Victoria (Málaga). El mismo Consejo de Gobierno ratificó un gasto de la Agencia Pública Andaluza de Educación, por importe de 4,64 millones de euros, para contratación de servicios complementarios en 160 escuelas infantiles autonómicas.