Actualidad

La marca blanca de «La Mechá» también está contaminada y mal etiquetada

El brote de listeriosis se estabiliza: cuatro nuevos casos elevan a 190 los ingresados, el 81,6% en Sevilla

El brote de listeriosis se estabiliza: cuatro nuevos casos elevan a 190 los ingresados, el 81,6% en Sevilla

Publicidad

El foco hospitalario parece estabilizarse –con cuatro nuevos casos que elevan a 190 los afectados– en tanto el espectro de la investigación abierta se extiende entre la empresa Magrudis, la responsable de la fabricación de la carne mechada «La Mechá», el Ayuntamiento de Sevilla –que pasó dos años sin haber inspeccionado la fábrica– y la Junta de Andalucía –que dio aviso, según una notificación a la que accedió este diario, el 31 de julio de la ampliación de la nave de la empresa, cuando los casos por listeriosis ya habían aumentado por encima de la media habitual–. El cuarto elemento, la marca blanca que se proveía de la carne mechada «La Mechá», se confirmó ayer que también tiene listeria, según la Consejería de Salud de la Junta.

Los análisis preliminares a las muestras de carne mechada de Magrudis distribuida por Comercial Martínez León dieron positivos en la bacteria. El Ministerio de Sanidad, por su parte, alertó de que el etiquetado no era el correcto. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) precisó que ha tenido conocimiento a través de la Junta de Andalucía de que se trata de un producto comercializado «sin marca comercial alguna», lo que supone «una importante deficiencia de comercialización y etiquetado». La Junta confirmó que el producto tiene la misma presentación que el comercializado por Magrudis, pero no aparece en el etiquetado marca alguna y solo se referencia la información nutricional. Esta circunstancia, para Sanidad, supone «una gravísima deficiencia de comercialización con un etiquetado incorrecto, que en modo alguno permitiría ser comercializado, y al usuario o consumidor final que lo adquiere vincularlo con el producto de Magrudis asociado al brote, aun siendo el mismo producto que el objeto de la alerta que se activó el día 16 de agosto». El Ministerio habla de «un riesgo innegable para la Salud» al venderse al consumidor final producto destinado a canales profesionales e insiste en que se trata de «un producto con grave riesgo para los consumidores». La Aesan amplió además la alerta por el brote, es decir la vigilancia y atención, sobre otros doce productos de la marca «La Mechá», y ya van diecisiete.

Aunque la Junta aseguró el viernes que una «pequeña cantidad» de este producto de marca blanca fue inmovilizado y detectado en un comercio de la localidad hispalense de Brenes, el vicepresidente andaluz Juan Marín señaló ayer que no tiene «la información suficiente para conocer dónde ha sido distribuida la marca blanca» de «La Mechá» y que es «competencia de la empresa dar esa información y retirar los productos de la circulación «por el riesgo evidente».

En lo que al foco hospitalario se refiere, la Consejería de Salud y Familias informó de cuatro nuevos casos de infección por Listeria Monocytogenes, (frente a los 25 de la jornada anterior). Los nuevos casos están localizados en Sevilla (2), Huelva (1) y Cádiz (1). En total, el número de personas con infección confirmada desde el inicio de la alerta, decretada el 15 de agosto, es de 190. La mayoría, en la provincia de Sevilla, 155 (81.6%), seguida de Huelva (17 casos), Cádiz (9), Málaga (5) y Granada (4). El número de pacientes ingresados por listeriosis era de 82 (frente a los 99 del día anterior), ocho confirmados. De ellos, 32 eran mujeres embarazadas (31 el día anterior), y tres pacientes ingresados en UCI (4 el día anterior). Un paciente con cáncer, en tratamiento paliativo, falleció el viernes por la infección. No se han producido abortos ni infecciones en recién nacidos y 56 pacientes fueron dados de alta. La distribución por provincias de estos pacientes ingresados es la siguiente: Sevilla (62), Huelva (14), Cádiz (1), Málaga (3), Córdoba (1) y Granada (1). El número de pacientes hospitalizados en los hospitales privados con sospecha de infección era de 19, (17 de Sevilla y dos de Huelva); de ellos, cuatro mujeres embarazadas (tres el día anterior).

Publicidad

El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento del brote de listeriosis, José Miguel Cisneros, informó de que esta reducción en el número de casos confirmados y de hospitalizaciones que se ha producido «es necesario analizarla con prudencia hasta que en los próximos días se confirme la tendencia». Cisneros explicó que la curva epidémica provisional establece que el periodo de incubación de la bacteria es más corto de lo habitual (tres días de promedio), si bien, este periodo depende de la cantidad de alimento contaminado consumido y de posibles factores de riesgo que tengan las personas que lo toman. Según esta curva epidémica provisional, es posible estimar que, a lo largo de la semana que viene, habrá una caída de casos.

Por su parte, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España mostró su apoyo a la gestión del brote de listeriosis que ha realizado la Consejería, señalando que «los protocolos puestos en marcha tanto por la Consejería de Salud de Andalucía como por el Ministerio de Sanidad son los adecuados». El Consejo Andaluz de Médicos, el Colegio de Veterinarios de Sevilla y la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas también mostraron su apoyo a la Consejería. Por su parte, la organización de consumidores Facua estudia ampliar la querella contra Magrudis a la Junta por «las falsedades que se vienen lanzando». El PSOE criticó que Juanma Moreno esté «de vacaciones» ante el brote de listeriosis. El portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto, consideró «razonablemente buena» la gestión de la crisis sanitaria y habló hasta de un «exceso de responsabilidad» de la Junta.

Publicidad