Las Aguas anuncia la Semana Santa sevillana

César Ramírez elige la imagen de la Virgen del Museo para protagonizar el cartel de 2016

César Ramírez explica su obra en la sede de la Fundación Caja Rural
César Ramírez explica su obra en la sede de la Fundación Caja Rural

César Ramírez elige la imagen de la Virgen del Museo para protagonizar el cartel de 2016

La sede central de Caja Rural del Sur en Sevilla acogió ayer el acto de presentación del cartel de la Semana Santa sevillana de 2016, encargado en esta ocasión por el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla al arquitecto y pintor sevillano César Ramírez.

El acto estuvo abarrotado de miembros de las hermandades sevillanas y público cofrade, y contó con la intervención del presidente de Caja Rural del Sur y su Fundación José Luis García Palacios; el presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Carlos Bourrelier, y el delegado de Fiestas Mayores del Ayuntamiento sevillano, Juan Carlos Cabrera.

El autor describió los distintos elementos que recoge la obra, en la que sitúa en primer plano a la Virgen de las Aguas de la Hermandad del Museo, vestida de hebrea. Además, destaca la imagen del palio de la Macarena en la puerta de San Miguel de la Catedral, y el Cristo de las Misericordias de Santa Cruz, con motivo del Año de la Misericordia. Dos monjas de las Hermanas de la Cruz completan el cartel. César Ramírez nació en Sevilla en 1970 y desde muy joven comenzó a demostrar su gran habilidad con el dibujo y la pintura. En la etapa universitaria realizó sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, hasta que el reconocido Taller de Pintura y Restauración de Manuel Antonio Ruiz-Berdejo le abre sus puertas, retomando con fuerza la pintura y centrándose desde entonces y hasta la actualidad en la realización de retratos, pintura cofrade y paisajes urbanos.

Apoyo de Caja Rural

El presidente de Caja Rural, García Palacios, indicó que «todos debemos sentirnos muy orgullosos de nuestra Semana Santa, en especial, por la destacada aportación y labor social que realizan las hermandades a lo largo de todo el año en beneficio de los más necesitados, más allá de ser una gran expresión real de religiosidad popular». Por su parte, su homólogo del Consejo de Hermandades de la ciudad le entregó una estatuilla reproducción de la Virgen del Buen Consejo, como agradecimiento por el apoyo que desde hace años viene recibiendo.