Las elecciones generales «dependen» de tres municipios

Gines, Villanueva del Ariscal y Ventas de Huelma conforman el particular Ohio andaluz

Muchos votantes cambian su voto en función del tipo de elecciones
Muchos votantes cambian su voto en función del tipo de elecciones

Gines, Villanueva del Ariscal y Ventas de Huelma conforman el particular Ohio andaluz.

Durante esta campaña electoral, Susana Díaz, parafraseando la pregunta retórica de Nixon, aseguró que «no compraría un coche usado» a Pablo Iglesias. Aparte de la frase del primer debate televisivo de las elecciones norteamericanas de 1960, otros elementos llevan a la campaña yanqui. De 1960 a esta parte –cuando Nixon ganó en este Estado a Kennedy, a pesar de que JFK finalmente ganó las elecciones– el presidenciable que gana en Ohio es el inquilino de la Casa Blanca. España cuenta con alrededor de 60 Ohios particulares, tres de ellos en Andalucía.

Se trata de municipios medios y pequeños. El que cuenta con mayor población en la comunidad es Gines, en Sevilla, con unos 13.000 habitantes, de Gobierno socialista y tradición rociera. El pasado 20D, en Gines volvió a ganar el partido que ganó en España. El PP obtuvo el 31,22% de los votos; el PSOE, el 24,61%; Podemos, el 19,04%; Ciudadanos, el 17,53%; e IU, el 4,65%. La participación fue del 77,12%, según los datos del Ministerio del Interior.

El otro Ohio andaluz en Sevilla radica en Villanueva del Ariscal, bajo signo popular y con unos 7.000 habitantes. Ganó el PP el 20D con el 35,01% de los votos. El PSOE obtuvo el 32,83%; Podemos, un 14,79%; C’s, un 10,67%; e IU, el 3,88%.

El tercer municipio en discordia es Ventas de Huelma, en Granada, de 700 habitantes. El PP obtuvo el 34,71% de los sufragios; el PSOE casó un 30,15%; Podemos, el 16,27%; C’s, el 11,5%; e IU, el 4,77%.

San Sebastián de los Ballesteros (800 habitantes), en Córdoba, de Gobierno local independiente, era el cuarto Ohio andaluz hasta el pasado 20D, cuando ganó el PSOE con un 41,22% de los votos por el 33,33% del PP.

En todos estos municipios, el voto para el Gobierno local no coincide con el voto estatal, o no tiene por qué. Los primeros espadas han pasado cerca, como en el caso de Susana Díaz, que es habitual en San Juan de Aznalfarache, el municipio de su secretaria general en Sevilla, Verónica Pérez, a pocos kilómetros de Gines, pero ningún partido ha programado un gran mitin en estas localidades. De hecho, esta campaña se ha caracterizado por la ausencia de grandes mítines en general. Ha sido más una campaña de «hormigueros» y otros programas.

El pasado 20D, salvo en el citado caso de San Sebastián de los Ballesteros, se repitió la «profecía» de los Ohios andaluces. En Gines, en las últimas autonómicas, el PP ganó por un voto. En las europeas del año previo, los populares ganaron por 100 votos.

El Sur de España se ha convertido ya no en el fortín o el granero de votos del PSOE sino en, junto a Extremadura, la particular Granada de un hipotético Al-Andalus socialista. De hecho, si Griñán no hubiera cambiado la fecha de los comicios en 2011, probablemente el PSOE habría perdido su mayor bastión, salvado por el rédito del descontento ante los primeros recortes del Gobierno de Rajoy tras prometer éste, como ha reconocido, entre otras cosas, una bajada de impuestos e inicialmente subirlos. En las elecciones del 20D, el PSOE sólo superó el 30% de los votos en Andalucía y Extremadura. Cedió un punto en la segunda y cinco en la primera. En grandes capitales como Cádiz, hizo aguas.

En la localidad más poblada de la comunidad, Sevilla capital, con 700.000 habitantes, el PP, con Zoido como «número uno», obtuvo el 30,22% de los votos por el 27,39% del PSOE y el 20,31% de Podemos. C’s consiguió el 13,85% e IU, que el 26J va en confluencia, el 4,83%.

En el municipio con menos población de Andalucía, Cumbres de Enmedio (Huelva), 48 habitantes, el PSOE obtuvo 17 apoyos; el PP, 12 votos; Podemos, 4; y C’s e IU uno cada uno.