Actualidad

Los andaluces hacen un alto en su retiro vacacional para cumplir la tradición

Sevilla arropa a la Virgen de los Reyes en su procesión y los malagueños celebran la romería urbana al Santuario de la Victoria

Sevilla arropa a la Virgen de los Reyes en su procesión y los malagueños celebran la romería urbana al Santuario de la Victoria

Publicidad

El 15 de agosto, Día de la Asunción de la Virgen, no solo es festivo a efectos laborales en la mayoría del país sino un día grande en muchos pueblos y ciudades que celebran la festividad de su patrona. Andalucía, tierra mariana por excelencia, no es una excepción y en ciudades como Sevilla son muchos los vecinos que hacen un alto en sus retiros estivales playeros para cumplir con la tradición de asistir a la procesión de la Virgen de los Reyes. patrona de la Archidiócesis de Sevilla.

La imagen fernandina salió este jueves a las 8.00 horas en punto de la Catedral de Sevilla para recorrer durante hora y media los alrededores de la misma, repletos de públicos, muchos de ellos vecinos de las localidades cercanas de la comarca del Aljarafe que recorren en peregrinación a pie durante la madrugada la distancia que les separa de la capital para cumplir con la tradición. La procesión fue presidida por el obispo auxiliar, Santiago Gómez Sierra, ya que el arzobispo, Juan José Asenjo, no pudo asistir por problemas de salud.

En Málaga, que vive desde la noche del miércoles su Feria –la actriz Adelfa Calvo fue la encargada de pronunciar el pregón inaugural- locales y visitantes que tienen en la Costa del Sol su destino vacacional participaron ayer en la romería al Santuario de la Victoria, que este año ha tenido como abanderada a la Guardia Civil en su 175 aniversario, representada por el coronel Jesús Esteban Gutiérrez, jefe de la Comandancia de la Benemérita en Málaga. En uno y otro acto no faltaron los alcaldes de ambas capitales, el socialista Juan Espadas y el popular Francisco de la Torre respectivamente, así como miembros de las corporaciones municipales.

Mientras, en la localidad onubense de Almonte, todo está ya listo para la Venida de la Virgen del Rocío, que se celebra cada siete años y que se desarrollará el próximo lunes. Coincide con el Rocío Chico, para el que se activó ayer el Plan de Emergencia, en el que el municipio renueva sus votos de acción de gracias a la Blanca Paloma por salvarlo de la invasión de las tropas francesas en 1812. Este año, al coincidir con la Venida de la Virgen, el traslado de la imagen desde su ermita en la Aldea del Rocío a Almonte donde permanecerá varios meses, se espera una mayor afluencia de público hasta rondar el millón de personas. Muchos serán también los que se acerquen desde las vecinas playas onubenses de nuevo en un alto en su retiro estival para acompañar a la Virgen del Rocío en la noche del lunes al martes.

Publicidad