Los trabajadores del metro mantienen la huelga en la Feria de Abril

El Ayuntamiento habilita una caseta específica para recibir a los turistas

El metro es uno de los principales medios de transporte utilizados para ir a la Feria
El metro es uno de los principales medios de transporte utilizados para ir a la Feria

El Ayuntamiento habilita una caseta específica para recibir a los turistas

Se mantiene el pulso. La plantilla y la dirección de la sociedad Metro de Sevilla, participada mayoritariamente por la corporación Globalvía y en un 11,76% por la Junta, cerraron ayer sin acuerdo la reunión convocada por el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) para evitar la huelga promovida por los trabajadores desde las 00:00 del viernes a las 00:00 del 5 de mayo, afectando a los servicios extraordinarios de la Feria.

Según informó a Europa Press el presidente del comité, Manuel Liger, no se alcanzó el acuerdo, ya que la empresa estaba «cerrada en banda y no ha querido negociar», indicó. El comité mantiene sus exigencias como algo «inamovible». «Hemos intentado el acercamiento por todos los medios, por lo que no entendemos por qué no negocian», subrayó. Liger indicó que la plantilla «se ha llevado cuatro meses detrás de la empresa para abordar este tema, pero han esperado al último momento y ahora no se mueven de su postura», lamentó.

La ampliación de la Feria conlleva la prestación de un servicio especial ininterrumpido «desde el sábado 29 de abril hasta el domingo 7 de mayo». La plantilla pasaría «de prestar siete días de servicio especial de Feria de 24 horas, a nueve días, lo que conlleva una modificación sustancial de los turnos, horarios y carga de trabajo, afectando sustancialmente a la conciliación familiar de los trabajadores y aumentando el estrés laboral». «Había que negociar un acuerdo de compensación», defendió el comité. Metro de Sevilla, por su parte, considera que las «exigencias» de los trabajadores «supondrían una modificación del convenio colectivo en vigor», que «contempla tanto compensaciones salariales como medidas organizativas a implementar durante los servicios especiales, que ya se han aplicado en la organización del servicio especial de Feria de 2017».

Por otro lado, el Ayuntamiento anunció que habilitará la antigua caseta de la empresa Abengoa, recuperada bajo titularidad pública municipal tras la renuncia de su titular, como la primera que se destinará específicamente a la recepción de turistas, decisión que cuenta con el respaldo del conjunto de la industria turística local y que atiende a una de sus demandas: un lugar en el recinto ferial para quienes visitan en esos días la ciudad. Se trata de una «experiencia piloto» presentada ayer por el alcalde, Juan Espadas, en un acto en el Real Alcázar que contó con la presencia de distintos representantes de las asociaciones empresariales sevillanas de hoteleros, hosteleros, empresas turísticas y agencias de viajes, así como de Sevilla Congress & Convention Bureau, Consorcio de Turismo de Sevilla y Fibes. «Fue un compromiso del equipo de gobierno municipal con el sector que cumplimos», señaló el regidor. «Cualquier visitante podrá tener en esa caseta, ubicada en Pascual Márquez 225, un punto de referencia, siendo un atractivo turístico más».

Por su parte, el Distrito Cerro Amate, que compartía caseta con Este-Alcosa-Torreblanca, tendrá la suya propia y serán siete las casetas públicas de distrito.