Nuevos acuerdos y viejas promesas incumplidas en el día contra la homofobia

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, tras presentar hoy en Sevilla el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género
El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, tras presentar hoy en Sevilla el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género

Griñán, sin éxito al diálogar con el PP, escenifica el Pacto por la Igualdad. Los colectivos reclaman un plan integral.

El progreso detenido en el tiempo. Medidas pendientes desde la época de Chaves. En el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, reclamó que se apueste por una educación que enseñe el respeto y prevenga e impida todo conato de violencia o discriminación. Griñán presentó el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género, enmarcado en el Pacto por Andalucía. El acuerdo con el PP, por contra, aún se espera y los contactos arrancaron en enero. De momento, queda en buena intención de año nuevo.

El presidente andaluz señaló, según recogió Europa Press, que la Constitución nos declara iguales ante la Ley y «los poderes públicos han de tener como objetivo hacer que ese principio sea real y efectivo, que luchen contra todo tipo de discriminación que lo impida o dificulte». Según Griñán, la igualdad es una condición indispensable para el crecimiento económico. El Pacto Andaluz por la Igualdad de Género recoge promesas perennes cuyo cumplimiento aún se espera desde los tiempos de Manuel Chaves. Por ejemplo, la paridad en los consejos de administración de las grandes empresas. Medidas de este calado en 2008 ya se anunciaron –como ahora– sin que en las propias empresas de la Junta de Andalucía se ejecuten, como recogen los sucesivos informes de impacto de género. «Velar por el cumplimiento de las listas cremallera», indica el documento. «Exigir el cumplimiento estatutario de la presencia equilibrada de mujeres y hombres en todos los órganos», se recoge como otro de los acuerdos adoptados.

El acuerdo de Griñán recuerda que «la discriminación hacia las mujeres es universal» y que «resulta indispensable establecer una alianza entre el Gobierno de la Junta de Andalucía y la sociedad civil para combatir desde todos los frentes las desigualdades históricas y el impacto especialmente adverso que sobre las mujeres tiene la actual crisis económica». «Adquirimos, por ello, el compromiso de reforzar y consolidar las estructuras institucionales, políticas y sociales para erradicar cualquier tipo de sexismo», indica el documento de la Consejería de Presidencia e Igualdad.

El pacto suscribe como línea de trabajo «la transversalidad de género», lo que «significa en la práctica poner en marcha un proceso de cambio de cultura que necesariamente afectará a los procedimientos de trabajo, tanto a nivel interno como externo, en cuanto a las relaciones de las instituciones con la ciudadanía». «En Andalucía desde hace años se elaboran los presupuestos autonómicos con perspectiva de género», continúa.

La promoción del permiso de paternidad; «una ventanilla única para la atención, asistencia y protección de las mujeres, para evitar su victimización secundaria» y la de los menores, en el marco de la lucha contra la violencia de doméstica; «medidas efectivas contra la prostitución, penalizando al proxeneta y al cliente»; campañas de juegos no sexistas en los centros escolares; la apuesta por la Educación para la Ciudadanía; la retirada de «ayudas económicas y subvenciones a los centros escolares que segregan por sexo»; y «garantizar la plena ejecución de la Ley de Dependencia» son otros de los puntos del pacto.

El PSOE-A reclamó ayer medidas para luchar contra el acoso a jóvenes homosexuales y transexuales en la escuela. UPyD exigió que los ayuntamientos garanticen la igualdad. La Asociación de Transexuales (ATA) indicó al PSOE que no «legitimará» una ley de transexualidad sin el «derecho de los menores a su libre desarrollo». La Confederación de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Colegas), solicitó un plan integral contra la homofobia.