Paros médicos «sine die» ante la «gestión por decreto y sin proyecto» de la Junta

Los trabajadores del hospital del municipio sevillano de Bormujos se concentraron ayer a las puertas del centro
Los trabajadores del hospital del municipio sevillano de Bormujos se concentraron ayer a las puertas del centro

Los paros rotatorios convocados por el Sindicato Médico Andaluz (SMA) que arrancaron el 21 de enero en Sevilla y hoy están previstos en Cádiz, continuarán «sine die». Así lo asevera el secretario general adjunto del SMA, Rafael Carrasco, quien critica la «actitud intolerante e intransigente del Servicio Andaluz de Salud (SAS)» por haberse «negado al diálogo». Carrasco defiende que en Andalucía, «la aplicación del incremento de jornada laboral –de 35 a 37 horas y media– se ha hecho sin acuerdo, de forma discriminatoria con respecto a otras comunidades y a otros colectivos de funcionarios», por lo que reclama a la consejera de Salud, María Jesús Montero, que «deje de mantenerse al margen».

Desde el sindicato creen que la Junta practica una «gestión sanitaria por decreto sin ningún tipo de proyecto». En ese sentido, avisan de que «la unificación de hospitales en las capitales que se pretende», daría lugar en Sevilla a un complejo «de 13.000 trabajadores, 500 millones de presupuesto y 10 edificios repartidos en 10 kilómetros»; un mastodonte ingobernable para el SMA que permitirá «la inclusión de cargos directivos e intermedios, al margen incluso del funcionariado».