PP e IU coinciden: atribuyen el descontrol en la formación al PSOE y lo comparan con los ERE

Los populares pedirán la comparecencia de Díaz en el Parlamento y critican la «orgía» en el reparto de fondos

SEVILLA- IU se siente ajena al presunto fraude detectado por la Cámara de Cuentas en los cursos de formación profesional para el empleo. Las fechas de la auditoría –2009 y 2010– se circunscriben a gobiernos socialistas. Sin embargo, el tono de las críticas a su actual socio de Gobierno fue bastante mesurado, limitándose a las irregularidades detectadas en la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) y en las ayudas a los ex trabajadores de Delphi .

Uno de los que habló fue el diputado autonómico y vicepresidente del Parlamento Ignacio García, que exigió «claridad» a la Junta porque «no puede renunciar a investigar este asunto hasta las últimas consecuencias y a conseguir el retorno de los fondos que se hubieran empleado mal».

García no comparte los argumentos de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empleo. El departamento que dirige José Sánchez Maldonado aseguró que era difícil justificar las dos subvenciones nominativas por valor de casi 49 millones de euros que recibió Faffe en 2009 y 2010 y de las que no consta la documentación acreditativa porque el ente «está disuelto» y ha sido absorbido por la nueva Agencia Servicio Andaluz de Empleo.

El dirigente de IU apuntó que «evidentemente los protagonistas de entonces no son los de ahora», pero «la Junta de Andalucía no puede renunciar a investigar hasta las últimas consecuencia y a conseguir el retorno de los fondos que se hubieran empleado mal».

En esta línea, el portavoz de IULV-CA en el Parlamento, José Antonio Castro, lamentó que la Faffe «tenía características profundas de sector público de chiringuito del PSOE, con la ausencia de objetivos y de desarrollo de funciones».

También criticó la actitud de la Consejería de Empleo: «No sabemos qué informe han leído. Esperamos que haya aclaraciones pronto, porque no nos parece que sea la explicación más adecuada», dijo.

Castro comparó este caso con el de los ERE. Advirtió de que la Cámara de Cuentas repite los argumentos y el diagnóstico que se dio en la Comisión de Investigación en el Parlamento: «que el procedimiento era irregular, sin concurrencia pública, con falta de seguimiento y control sobre la aplicación de esos fondos y el desarrollo, por tanto, de los cursos de formación, y que tampoco se investigaba el impacto que tenían», dijo.

El portavoz parlamentario repitió algunos de los argumentos que esgrime cada vez que hay un caso de presunto fraude y reclamó que «se investigue hasta el fondo, caiga quien caiga» y que se depuren responsabilidades políticas, «la asignatura pendiente en el serial de los ERE».

Otro representante de la coalición de izquierdas, el secretario general del PCA y senador de IU José Manuel Mariscal, dijo que el informe de la Cámara de Cuentas «por desgracia, no nos sorprende» y aseguró que «ahora, con IU en el Gobierno de la Junta de Andalucía, estas situaciones ya no se dan».

Por su parte, desde el PP andaluz, su secretario general José Luis Sanz afirmó en un comunicado que el informe ha dejado en «ridículo» el discurso de Susana Díaz contra la corrupción, y anunció que le exigirán explicaciones en el Parlamento por la «orgía» de los citados fondos.

«El fraude de los ERE no fue un caso aislado, sino que en la Junta ha existido un 'modus operandi' que se repite en el tiempo y que se basa en el descontrol del dinero público», apuntó.

Para el PP, «en Andalucía no estamos ante casos aislados de corrupción, sino ante un solo caso, que es la corrupción del PSOE en la Junta».

Nuevas auditorías

Empleo, a la espera de «más capacidad de análisis»

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha puesto en marcha un procedimiento de autoría en relación a la justificación pendiente de las dos subvenciones de Faffe. Según José Sánchez Maldonado, el objetivo es que el actual Gobierno andaluz «pueda tener más información y capacidad de análisis». También apuntó que «se van a seguir todas las indicaciones del órgano fiscalizador».