PP y C’s apuntan a la órbita socialista al barajar que declaren Velasco y López Gil

Uno de los nudos principales del caso es la recepción de ayudas por parte de empresas de cargos del PSOE

Rafael Velasco fue parlamentario socialista y vicesecretario general del partido
Rafael Velasco fue parlamentario socialista y vicesecretario general del partido

La comparecencia de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en la comisión de investigación parlamentaria de la formación es solo cuestión de tiempo. Ciudadanos ha despejado sus dudas iniciales y la incluirá entre los citados. El PP ha reclamado su presencia desde el primer momento, al igual que Podemos. IU tampoco se opone. Una equis resuelta. Sin embargo, aunque las listas de comparecientes aún no están cerradas, hay otros nombres que ya se van deslizando y que van a incomodar de manera especial al Partido Socialista.

Uno de los nudos principales de la causa de formación tiene que ver con las subvenciones que recibieron sociedades de cargos del PSOE, de familiares de éstos, o empresarios con estrechos vínculos con este partido. En este sentido, fuentes tanto del PP como de Ciudadanos confirmaron ayer a este periódico que contemplan la comparecencia, entre otros, del que fuera parlamentario socialista y «número dos» de este partido en Andalucía, Rafael Velasco, y del actual delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil.

Velasco dimitió de todos sus cargos en octubre de 2010 al trascender que la empresa de su mujer, Aulacen Cinco, había recibido más de 700.000 euros para cursos de formación. Su dimisión, por azar o avatares del destino, colocó a Susana Díaz en el puente de mando del PSOE-A, punto de inflexión definitivo para su ascenso hacia la Presidencia de la Junta. Esta empresa, asimismo, aparece entre las beneficiadas por una resolución de exoneración del cumplimiento de justificar las ayudas en tiempo y forma emitida por la Junta el 16 de diciembre de 2011. La empresa de Velasco forma parte, de hecho, de una de las nueve piezas en las que la jueza Núñez Bolaños ha separado la macrocausa de la formación.

Otra de las personas que muy probablemente incluirá el Partido Popular y que también contempla Ciudadanos, es Fernando López Gil, delegado de la Junta en Cádiz. López Gil creó hace más de una década junto a Ana Lorenzo Castro, hija de la dirigente socialista María Jesús Castro Mateos, la sociedad cooperativa Observa, que ha recibido en torno a un millón de euros de líneas de ayudas de la formación. También esta empresa aparece entre las exoneradas de justificar fondos por la resolución que rubricó en diciembre de 2010 el entonces consejero de Empleo Manuel Recio. López Gil ha esgrimido en varias ocasiones que no ha cometido ninguna «ilegalidad ni ninguna inmoralidad» y ha calificado de «espectáculo» los intentos de vincularlo con el fraude de la formación.

Ciertamente existe una amplia nómina de cargos o familiares de cargos socialistas que se han beneficiado de las distintas líneas de ayudas de la formación. El caso más llamativo es el del ex consejero Ángel Ojeda Avilés, imputado en la causa y cuyo entramado societario se embolsó en torno a 50 millones de euros. Sin embargo, hay otras empresas que han salido al paso antes de que estallara judicialmente el escándalo. Antonio Gálvez Peluqueros –relacionada con un ex alto cargo de la Junta y que recibió cinco millones de euros–; Ecijana de Formación –controlada por dos ex concejales socialistas–; Su&Ma Consultores –relacionada con una ex edil socialista en el Ayuntamiento de Sevilla–; o Sifosa, vinculada a un socio de la ex presidenta del PSOE-A, Amparo Rubiales, son algunos ejemplos. Las listas de comparecientes de los distintos partidos, en cualquier caso, aún no están cerradas. El PP baraja en torno a un centenar. Este periódico preguntó ayer a Podemos por los nombres de Velasco, López Gil y otros comparecientes. Señalan que aún están trabajando en cerrar la lista.