Política

Sorpresa, sorpresa

Papeletas en un colegio electoral el pasado domingo / Foto: Efe
Papeletas en un colegio electoral el pasado domingo / Foto: Efe

Como el nombre del famoso programa televisivo fue la jornada electoral del domingo. Como toda sorpresa, ésta se hizo esperar ya que una falta de papeletas en Sanlúcar de Barrameda hizo que hasta pasadas las diez de la noche no se conocieran los resultados de las elecciones. Eso sí, a esa hora ya el escrutinio iba por el 80% de los votos. El gran esfuerzo lo tuvieron que hacer los participantes en los programas especiales de radio y televisión, que durante dos horas tuvieron que basar sus interversiones sobre sondeos hechos el viernes anterior. Cuando una tertuliana dijo que podía asegurar que Vox podría sacar 6 escaños, un componente de la mesa contestó que eso era confundir los deseos con la realidad. Lo anterior sirve para enmarcar que la «sorpresa, sorpresa» ha sido el resultado de Vox. No seis, sino doce escaños en su debut, lo que lo convierte en gran triunfador de la noche. Resultado importante lo obtuvo Ciudadanos, que de nueve escaños ha pasado a 21. Estos son los triunfadores. Entre los que pierden, hablo sin apasionamientos –a mi edad las pasiones ya tienen escasas fuerzas–, está el PSOE. En las elecciones de 2015, Susana Díaz logró apuntalar los mismos escaños que Griñán obtuvo en su confrontación con Javier Arenas, 47. El domingo se quedó con 33. El PP dejó el techo con 50 escaños cuando el joven Juanma Moreno se hizo cargo del partido. En el 2015 se quedó en 33 y el domingo en 26, la mitad de sillones parlamentarios en poco más de cuatro años. No se puede decir que sea un gran éxito, pero cierto es que por las ironías de la vida, y sobre todo de conformar mayorías, Moreno podría ser con toda legalidad el próximo presidente de la Junta de Andalucía. Ayer y ahora he creído, porque así lo marca la Constitución y las leyes de la cámara, que será presidente el que pueda obtener una mayoría de votos en el Parlamento, bien por los que haya obtenido, bien por los que pueda sumar de otros partidos a su candidatura. Para Podemos, las cifras de Adelante lo dicen todo, los lilas –conste que no lo escribo con rencor– en 2015 lograron la cifra redonda de 15 escaños e IU, cinco más. Ambas formaciones unidas, más coros varios, suman ahora 17 representantes. Como viene siendo habitual, habrá segunda parte.