Tres años de cárcel para un concejal de Podemos en Jaén por pegar a otro edil

Andrés Bódalo edil de Jaén en Común
Andrés Bódalo edil de Jaén en Común

La Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a tres años y medio de cárcel a Andrés Bódalo concejal de Jaén en Común (JeC) y responsable del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en la provincia, por los desordenes ocurridos en una protesta en Jódar en el 2012, donde fue agredido un edil.

La sentencia recoge como hechos probados que el 27 de septiembre del 2012 cuando varios sindicalistas estaban citados en el Ayuntamiento para prestar declaración por un expediente sancionador por el incumplimiento de una ordenanza sobre el uso de megafonía, la Policía impidió a los comparecientes entrar a declarar todos juntos, sino de uno en uno, lo que originó una discusión.

En ese momento, los jornaleros, que encerrados desde días anteriores para exigir la retirada del requisito de las peonadas para acceder al paro agrario habían salido para realizar su marcha diaria, decidieron solidarizarse con el resto de sus compañeros, realizando todos juntos una sentada junto a la entrada del Ayuntamiento.

La sentada se estaba desarrollando de forma pacífica hasta que en un momento dado, cuando Juan Ibarra Marín, teniente de alcalde de dicha localidad, se disponía a entrar en el Ayuntamiento se escuchó "Ahí viene el Ibarra, vamos a por él".

Entonces, varios de los participantes en la sentada se avalanzaron sobre el concejal, arrinconándole contra la pared, a escasos metros de la entrada del Ayuntamiento, donde fue golpeado con los puños por cuatro de los acusados, entre ellos Andrés Bódalo.

La Policía formó rápidamente un cordón de seguridad para proteger al concejal, al que lograron introducir en el consistorio e impedir a los allí reunidos entrar.

Como consecuencia de los hechos, el concejal sufrió lesiones por los golpes y también resultaron lesionados en la formación del cordón policial dos policías locales y dos manifestantes.

Por estos hechos ha sido condenado Andrés Bódalo como responsable de un delito de atentado, con la agravante de reincidencia, a la pena de tres años y seis meses de prisión, y 1.620 euros de multa, además de otra multa de 180 euros por una falta de lesiones.

También han sido condenados otras tres personas, un hombre y tres mujeres, de los dieciocho acusados en el juicio celebrado la pasada semana, por un delito de atentado y faltas de lesiones.

El magistrado les impone a cada uno, una pena de un año de cárcel, una multa de 1.080 euros y otra de 180 euros, además los tres deberán indemnizar al concejal con 200 euros en concepto de responsabilidad civil.

El SAT, en un comunicado, ha anunciando la presentación de un recurso de casación "al evidenciarse elementos de persecución política en la sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Jaén".

Además, aseguran que han anunciado la presentación del recurso "al no haber tomado en cuenta la Audiencia las contradicciones que se manifestaron en el juicio entre diferentes cuerpos de seguridad"y creen que la sentencia "se basa exclusivamente en testimonios policiales que son contradictorios con los testimonios de los guardias y no toma en cuenta la única prueba objetiva, los propios vídeos grabados por la Guardia Civil".

EFE