Viaje al carnaval más colorista

La Sala Murillo de Sevilla acoge la exposición «Divertimento Veneziano», de Juan Valdés

Arriba, el pintor Juan Valdés; el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido; y el comisario de la muestra, Enrique Pareja. A la izquierda, algunas de las obras expuestas en «Divertimento Veneziano»
Arriba, el pintor Juan Valdés; el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido; y el comisario de la muestra, Enrique Pareja. A la izquierda, algunas de las obras expuestas en «Divertimento Veneziano»

La Sala Murillo de Sevilla acoge la exposición «Divertimento Veneziano», de Juan Valdés

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, presentó ayer la exposición «Divertimento Veneziano», del artista Juan Valdés, una muestra comisariada por Enrique Pareja y que se inauguró en la Sala Murillo de la Fundación Cajasol en un acto al que acudió la consejera de Cultura, Rosa Aguilar. La Sala Murillo vuelve a abrir sus puertas tan solo dos semanas después de clausurar la muestra con la que se inauguró este nuevo espacio expositivo, «Obras Emblemáticas del Siglo XIX de la Colección Fundación Cajasol», y lo hace con una exposición compuesta por un total de 39 obras, todas ellas lienzos excepto seis dibujos, en las que el pintor, afamado retratista, dibujante y autor de carteles, deja volar su imaginación a través de lienzos «llenos de fantasía, sensualidad y color» que transportan al espectador al corazón del carnaval de Venecia.

Durante su intervención, Pulido explicó que para la entidad es un «honor» presentar esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 28 de febrero y que «supone de alguna forma un reestreno de la Sala Murillo, ya que es la primera de carácter individual que acogemos y también la primera cuyas obras no pertenecen a nuestro catálogo propio». La muestra, en su opinión, «no solo supone un viaje a una ciudad y a una tradición centenaria para muchos desconocida, sino que, además, se ha querido incluir una selección de otros trabajos de Juan Valdés: pinturas de temática diversa, dibujos y también algunos de los retratos por los que es muy conocido y también muy demandado».

Por su parte, Pareja explicó que la muestra supone «un reto enorme», ya que «le debía a Juan una exposición, de la que habíamos hablado pero que nunca había llegado a llevarse a cabo», por lo que «había que hacer algo que estuviese en consonancia con el autor, con la Fundación Cajasol y que deslumbrara a Sevilla».

Valdés señaló, de su lado, que una vez llegado «a una cierta solidez en la vida, ahora me encuentra en una época relajada en la que disfruto de todo lo que hago, y eso mismo me ha sucedido con esta muestra». «Esta exposición abarca una larga trayectoria y refleja la búsqueda de la luz en todo momento», aseguró.