Al menos cuatro personas fallecen en las carreteras en estos días festivos

Complicado regreso de estos días vacacionales, con numerosas retenciones provocadas por accidentes

Accidente que se registraba ayer en la A-66 a la altura de Villamañán, en el que falleció una persona y hubo dos heridos
Accidente que se registraba ayer en la A-66 a la altura de Villamañán, en el que falleció una persona y hubo dos heridos

Complicado regreso de estos días vacacionales, con numerosas retenciones provocadas por accidentes.

Al cierre de esta edición, al menos cuatro personas habían perdido la vida en las carreteras de Castilla y León durante estos días festivos de Semana Santa.

La última, ayer domingo, como consecuencia de una colisión entre dos vehículos en el kilómetro 175 de la A-66 en sentido Benavente a la altura de la localidad leonesa de Villamañán. Uno de los turismos portaba un remolque y volcaba como consecuencia del impacto, según informaban fuentes del 112.

En este fatal accidente que se producía sobre las doce del mediodía fallecía un hombre de varón 70 años de edad, cuyas iniciales son S.A.F., y que se encontraba atrapado por el volante del vehículo. Además, resultaban heridas de diversa consideración otras dos mujeres, C.V.F., de 79 años, y M.A.H.V., de 53.

La primera de las víctimas de esta Semana Santa se producía el Domingo de Ramos en la A-50, la autovía que une Ávila con Madrid, en un accidente en el que perdía la vida otro hombre de 50 años. La segunda, otro varón de 48 años, con iniciales J.C.L.R., perdía la vida el pasado Martes Santo en la carretera BU-100, a las afueras de la localidad burgalesa de Villaverde del Monte, tras salirse de la vía el vehículo en el que viajaba y chocar posteriormente contra un árbol. Mientras que la tercera víctima era una mujer de 64 años, con iniciales R.A.A., que moría el Jueves Santo tras sufrir un accidente con el tractor que conducía en los alrededores del municipio leonés de Sosas de Laciana

tráfico intenso

Pero ayer se vivía una de las jornadas más intensas de la Semana Santa debido al intenso tráfico que se registraba durante todo el día en las principales vías de así como por los varios accidentes que se producían y que provocaban retenciones kilométricas.

Especialmente en la A-6, a la altura de la localidad vallisoletana de Tordesillas; en la AP-6 en El Espinar así como en la Nacional VI, también en este municipio segoviano. Igualmente, la A-1 en el término municipal de Cerezo de Abajo también momentos conflictivos a causa de un accidente. Y en la A-66 , a la altura de la localidad leonesa de Villamañán, también había retenciones por el siniestro en el que fallecía una persona anteriormente mencionado.

En la N-620 en Salamanca, estuvieron cerrados durante varias horas dos carriles en el kilómetro 243. Y en la N-601 a la altura de Medina de Rioseco también fue uno de los puntos calientes de la jornada en las carreteras de la Región. Vías por las que han circulado durante estos días de Semana Santa más de 1,2 millones de vehículos, según la DGT.