Actualidad

Carnero urge a la Confederación del Duero a amplíar los regadíos del Carracillo

El consejero Jesús Julio Carnero mantiene su compromiso de invertir casi 21 millones de euros en la modernización de esta zona segoviana

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, urge a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) a que habilite lo más pronto que pueda la modificación de la concesión en el río Cega, para que se puedan iniciar las obras de la tercera fase de abastecimiento a la comarca segoviana del Carracillo, muy rica en producción hortofrutícola. La zona regable del Carracillo comprende 7.500 hectáreas, de las que se riegan 3.000 hectáreas en un total de 11 municipios segovianos.

Publicidad

Durante la visita que realizaba a los cultivos de esta comarca primero, y a la empresa Hijos de Teodoro Muñoz, ubicada en el municipio de Sanchonuño, después, el consejero se reafirmaba en el compromiso de la Junta con este sistema de regadíos, donde tiene previsto invertir cerca de 21 millones de euros para poder acometer la tercera fase de la modernización del regadío. Una dinero que se sumará a los y 8,4 millones de euros que aportará la Comunidad de Regantes, entre los que se encuentran los agricultores de Sanchonuño, Arroyo de Cuéllar, Chañe, Fresneda de Cuéllar y Remondo, que riegan a través de sondeos profundos.

El proyecto previsto se basa en la recarga y explotación de un acuífero superficial denominado «zona de almacén», en los pinares de Gomezserracín, desde el cual se extraerá agua a través de sondeos y se llevará una tubería, y su correspondiente red de riego, a las parcelas de la zona norte. Una zona en la que antes se acometerá la concentración parcelaria.. Carnero explicaba que en el momento en que esté dispuesta la declaración de impacto ambiental y se produzca la modificación de la concesión por la CHD se podrá poner en marcha el proyecto, con un plazo de ejecución de 36 meses.

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, acompañaba al consejero en su visita por esta comarca segoviana, y aprovechaba el momento para reclamarle que active la tercera fase porque, en su opinión, «lo primero que hay que atender es a las necesidades de la gente que vive en el territorio».

De Vicente destacaba la importancia del Carracillo, «la huerta principal de Castilla y León», decía, tanto en el sector de la transformación en el ámbito primario «para erradicar la despoblación en el medio rural».

Publicidad

El consejero recogía el guante y aseguraba que El Carracillo es un ejemplo de «la agricultura de presente y futuro» por la que apuesta la Junta. Por un lado, a través del programa del Desarrollo rural y, por otro, mediante la cadena de valor alimentario, con el objetivo de que «el eslabón más débil», que es el productor, se pueda lograr un equilibrio con el transformador y el comercializador.

Para lograrlo, Jesús Julio Carnero insistía en que lo fundamental es llevar a cabo la modernización de los sistemas de regadío.

Publicidad