CC OO augura que este año se superarán los 260.000 parados en Castilla y León

Avisa de que a pesar de los «cantos de sirena» el desempleo también crecerá en 2014

El secretario de Empleo y Formación de CC OO, Saturnino Fernández, y Beatriz Sanz.
El secretario de Empleo y Formación de CC OO, Saturnino Fernández, y Beatriz Sanz.

Negros nubarrones se avecinan en Castilla y León. Así es como ve el futuro laboral Comisiones Obreras (CC OO). Su secretario regional de Empleo y Formación, Saturnino Fernández, se mostró muy negativo, y auguró que este año se superarán los 260.000 parados en nuestra Comunidad, y llegarán hasta los 275.000 en 2014.

En este sentido, indicó que pese a los «cantos de sirena» que propaga el Gobierno Rajoy de que la economía va a crecer, es imposible de que llegue a unos niveles que permitan crear empleo», por lo que el desempleo en los próximos dos años «seguirá aumentando».

«Sí o sí se van a cumplir nuestras previsiones. El único motivo que puede provocar que no sea así, es un incremento mayor de la emigración», explicó el dirigente del sindicato.

Ausencia de prestaciones

Además, advirtió de que la situación puede empeorar, debido a la falta de prestaciones que reciben los parados. Saturnino Fernández aseguró que «lo más normal es que haya un conflicto social muy serio», ya que en la Región existen más de 100.000 parados que no recibe ningún tipo de ayuda, según recoge un estudio elaborado por su sindicato sobre la evolución del mercado de trabajo en los cinco años de crisis.

Por este motivo, solicitó a la Junta que ponga en marcha de forma urgente la ayuda de 400 euros para los parados que hayan agotado sus prestaciones estatales y que está contemplada en el Plan de Estímulos para el Crecimiento y el Empleo, firmado en su día por el Ejecutivo autonómico, los sindicatos y la patronal.

En cuanto al estudio, el secretario de Empleo y Formación de Comsiones Obreras afirmó que las últimas reformas laborales elaboradas por los gobiernos «no han servido de nada», y calificó el año 2012 de «nefasto», «el peor de los últimos años», ya que se han perdido «47.000 empleos de asalariados, una barbaridad».

Por su parte la autora del informe, Beatriz Sanz, explicó los datos más relevantes del extenso documento. Al respecto, destacó que la población mayor de dieciséis años (en edad de trabajar) descendió durante la crisis en 36.000 personas, mientras que la población activa creció en 15.000, sobre todo, debido «a la incorporación de la mujer al mercado laboral».

Asimismo, explicó que en estos cinco años se han perdido 130.000 puestos de trabajo y la cifra total de ocupados no supera los 970.000, «con lo que es la primera vez que se baja del millón». Beatriz Sanz informó de que las provincias más perjudicada en la pérdida de puestos de trabajo fueron Segovia, al aumentar el paro un 264,1 por ciento; Ávila, un 228; y Palencia, un 213 por ciento.

Por último, la dirigente de CC OO lamentó que la contratación indefinida, «a pesar de lo barata que está», decreció en este periodo del doce al 8 por ciento.