De cada diez empleos para ciegos que se crean, siete son fuera de la ONCE

El delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez, confía en que este 2014 sea ya el de la recuperación en España
El delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez, confía en que este 2014 sea ya el de la recuperación en España

Pese a la crisis y el desempleo que azota a España desde hace siete años, la ONCE puede presumir de haber mantenido el empleo, que ya es bastante, pero también de haber creado nuevos puestos de trabajo dentro de la organización y, lo que es más importante, fuera de ella. Y tanto en la administración pública como en la empresa privada. «En la ONCE no paramos de contratar personas todos los días», asegura a LA RAZÓN Ismael Pérez, delegado territorial de la Organización Nacional de Ciegos en Castilla y León. Y es que durante el pasado año recién terminado, la ONCE ha realizado en toda España un total de 6.122 contratos laborales, de los cuales 657 han sido indefinidos. Mientras que en Castilla y León, la organización ha llevado a cabo 280 contrataciones, 35 de ellas de carácter indefinido.

Pérez se muestra satisfecho y orgulloso de que la dinámica de contratación de la ONCE se mantenga igual que hace diez años, pero con una gran diferencia, que de cada diez empleos que la organización promueve en estos momentos, siete son en la empresa privada o en la administración pública, es decir, fuera de la ONCE. «Hace diez años era al contrario y estamos logrando poco a poco invertir esta situación hacia lo que siempre hemos perseguido, que no es otra cosa que la inclusión social y la normalización», afirma Ismael Pérez, al destacar que los trabajadores y afiliados de la ONCE tienen cada vez más formación y cualificación y están capacitados para desarrollar muchos y diferentes puestos de trabajo.

La Educación, un valor seguro

El delegado territorial de la ONCE en nuestra Comunidad tiene claro que la integración educativa es fundamental para lograr también esa normalización e inclusión social de las personas con discapacidad en general, y visual, en particular. Al respecto, destaca, orgulloso, que uno de los grandes logros de la ONCE en el presente curso escolar ha sido el de conseguir que un total de 390 niños ciegos se hayan escolarizado en colegios de la Comunidad y vayan a la misma clase y reciban la misma educación que el resto de niños sin discapacidad.

Igualmente, Pérez asegura que la política educativa de la ONCE funciona y es eficaz, ya que, entre otras cosas, está consiguiendo que la tasa de fracaso escolar de un alumno ciego que llega a 4º de la ESO sea apenas del 6 por ciento cuando la de un alumno sin discapacidad está en estos momentos en el 26-27 por ciento.

Por otra parte, pese al descenso de un 5 por ciento en las ventas durante el pasado año -que suponen alrededor de tres millones de euros menos- y el hecho de contar con menos recursos, Ismael Pérez destaca el avance que ha experimentado la organización en materia social. «Hemos aligerado ostensiblemente la lista de espera de los afiliados a la hora de acceder a los servicios sociales básicos que prestamos, ya sean de tipo educativo, formativo, empleo o de rehabilitación», explica, mientras recuerda que uno de las prioridades de la organización es atender bien y pronto a los 4.200 afiliados que tiene la ONCE en Castilla y León, «y eso también se está consiguiendo».