Política

Del Olmo asegura que la improvisación de Sánchez «le pone los pelos de punta»

La consejera reprocha al Gobierno socialista que tome decisiones en solitario sin consultar a sectores ni autonomías

El presidente Herrera bromea con los periodistas, en presencia de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo
El presidente Herrera bromea con los periodistas, en presencia de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo

El anuncio del Gobierno socialista de Pedro Sánchez de que en veinte años se prohibirá en España la venta de coches que usen gasolina y diésel ha sentado como una patada en el trasero a la Junta de Castilla y León.

Primero, porque «no se haya contado ni con el sector ni con las Comunidades Autónomas» para tomar esta decisión y, además, de manera «poco democrática» como es el decreto-ley. En segundo lugar, porque el Ejecutivo socialista «no ha tenido en cuenta el impacto económico y sus consecuencias para el empleo». Y, tercero y último, por el «desconcierto» que genera esta decisión en el Gobierno popular de Juan Vicente Herrera, desde donde ya no saben qué pensar, si se trata de una «nueva improvisación» de Pedro Sánchez o más bien de otra «cortina de humo».

Lo decía ayer de forma clara y contundente, pero, sobre todo, gráfica, la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo: «Este tipo de anuncios que no mide las consecuencias en el futuro me pone los pelos de punta».

La consejera recordaba la reciente visita del presidente del Gobierno a la factoría de Renault en Valladolid, donde avanzaba un «importante» acuerdo entre el Ministerio de Industria y la automoción para dotar a este sector de una legislación estable, con inversiones productivas y decisiones en materia de formación, y donde se comprometía a promover un Plan Industrial para los próximos años con nuevas medidas para favorecer al gremio automovilístico. «O mentía entonces o lo ha hecho ahora con este anuncio», decía Pilar del Olmo, quien advertía de que está en juego el futuro de la Comunidad, donde la automoción acapara el 25 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB).

La consejera de Economía y Hacienda denunciaba asimismo que ésta de la gasolina y el diésel no es la única decisión que Pedro Sánchez ha tomado a espaldas de la Junta y en perjuicio de los intereses de los castellanos y leoneses en estos meses que lleva como presidente. Y se refería al futuro de las centrales térmicas y de la minería del carbón.

Sobre las primeras, Del Olmo dejaba entrever que las centrales de la Comunidad se encuentran entre las nueve que el Gobierno tiene previsto cerrar en toda España. Y respecto al carbón y la clausura mañana de la ultima mina que queda abierta en Castilla y León, la consejera pedía a Sánchez que sea «responsable» y busque alternativas industriales en las zonas afectadas que creen empleo y generen actividad.

Defensa del yacimiento petrolífero de La Lora

Por otra parte, las Cortes aprobaron, con los votos del PP y Ciudadanos (Cs), pedir al Gobierno de España que no desmantele y mantenga abierto el yacimiento petrolífero de La Lora, en Burgos, además de que favorezca el empleo y convoque un nuevo concurso público para la concesión. Pese al apoyo de Cs, José Ignacio Delgado acusaba a PP y PSOE de haber abandonado a esta zona, y dejar a Burgos sin energía nuclear y sin petróleo.