Denuncian pobreza y precariedad en el mundo del trabajo

Los sindicatos movilizan a cientos de personas en Valladolid para pedir unos salarios dignos y más negociación con la patronal

Los secretarios regionales de UGT y CCOO, Faustino Temprano y Ángel Hernández en la concentración vicepresidenta Los Reyes

Cientos de personas reivindicaron en Valladolid un salario digno y una mayor negociación colectiva con el Gobierno y la patronal.

Cientos de personas reivindicaron en Valladolid un salario digno y una mayor negociación colectiva con el Gobierno y la patronal. Así lo señalaron los máximos responsables de CCOO y UGT, Ángel Hernández y Faustino Temprano, durante la concentración convocada por ambas organizaciones sindicales dentro de la campañaque organizan a nivel estatal bajo el título «Empleo y salarios, dignos. #alacalle19F».

Esta concentración se celebró a nivel autonómico en la plaza de Fuente Dorada de Valladolid, «pero el próximo día 22 se celebrará una concentración en cada una de las provincias de la Comunidad para continuar reivindicando al Gobierno y a las empresas la necesidad de recuperar los derechos perdidos y alcanzar salarios dignos», afirmó Temprano.

A través de la presión de los trabajadores y de los ciudadanos en general, sostuvo, las organizaciones sindicales serán capaces de llegar a acuerdos con el Gobierno y con las empresas.

En la actualidad, indicó el secretario regional de UGT «no hay negociaciones» por la «distancia considerable» que existe y volvió a apostar por recuperar el poder adquisitivo y salarial. Según recordó, el acuerdo con Cecale para subir los salarios no se ha cumplido. Los salarios, dijo, han subido un 0,8 por ciento, mientras que a nivel estatal fue del 1,08 en ese periodo.

«La economía mejora», reconoció Temprano, pero «no llega a los trabajadores» que cada vez tienen «una mayor precariedad y más pobreza y, por eso, estamos hoy aquí», remachó.

Unas reivindicaciones que, según añadió el secretario regional de CCOO, Ángel Hernández, son necesarias, aunque comprendió que es un tiempo difícil para la movilización porque la gente se ha cansado y esperaba que las cosas cambiaran desde la política con una mayoría progresista. El desacuerdo, dijo, de los partidos de izquierda hizo que Mariano Rajoy saliera reforzado y, con ello, sus políticas.

En la actualidad, añadió, «las organizaciones sindicales trabajan, por un lado, en la negociación colectiva para presionar a la CEOE para cerrar un acuerdo de incremento salarial que se ha incumplido en 2016 y que ha de servir como “guía” para negociar, posteriormente, los convenios colectivos». En este sentido, hizo un llamamiento a las patronales provinciales para que antes del 23 de marzo exista una posición clara por parte de las mismas para desbloquear los convenios.

Además, sostuvo la necesidad de «abrir frentes con el Gobierno de Mariano Rajoy para impulsar el diálogo social, aunque sabemos que la gente está desilusionada».