El cinturón podría haber salvado en 2012 a trece de los 127 muertos en la carretera

Ruiz Medrano destaca el descenso de fallecidos, sobre todo en jóvenes de 18 a 24 años

El delegado del Gobierno del Reino de España en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, visita el Centro de Seguridad Vial de Salamanca junto a su directora, Violeta Manso, y el alcalde Alfonso Fernández Mañueco
El delegado del Gobierno del Reino de España en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, visita el Centro de Seguridad Vial de Salamanca junto a su directora, Violeta Manso, y el alcalde Alfonso Fernández Mañueco

Trece personas que perdieron la vida el pasado año en alguna de nuestras carreteras pudieron haber tenido un final menos trágico de haber llevado puesto el cinturón de seguridad. Una cifra que se agrava aún más si cabe, cuando las cifras ya oficiales del pasado año revelan que de los 127 fallecidos en la carretera durante el 2012, cuatro eran menores de doce años que viajaban sin la silla o la sujección reglamentaria. Son datos que alarman y preocupan en la Delegación del Gobierno en Castilla y León, donde insisten en la necesidad de que los conductores extremen la precaución en este sentido y aseguren a los menores con los cinturones o sillas correspondientes cuando viajen con ellos.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, visitaba ayer el Centro de Seguridad Vial que la Dirección General de Tráfico tiene en Salamanca. Allí, hacía un balance moderadamente satisfactorio de los datos de la siniestralidad en las carreteras de la Comunidad durante el pasado año recién terminado. Vías por las que circularon más de 66 millones de vehículos a lo largo del 2012.

Ramiro Ruiz Medrano se mostraba satisfecho, en general, porque ha habido 51 muertes menos que en 2011. También, porque este importante descenso se ha dado especialmente en los jóvenes de entre 18 y 24 años. Porque en los últimos diez años la mortalidad en nuestra Comunidad ha bajado un 325 por ciento. Y, sobre todo, porque considera que el conductor es cada vez más consciente de los peligros existentes al volante y es más precavido y responsable, gracias, también, a la gran labor que realiza, entre otras cosas, este Centro de Seguridad Vial salmantino en materia de concienciación social, y de divulgación de actuaciones, iniciativas o estudios.

Pero el representante del Reino de España en nuestra Comunidad no ocultaba su descontento y preocupación por este 34 por ciento de fallecidos que no llevaban en el momento del accidente ningún elemento de sujección. O porque la velocidad inadecuada y los despistes al volante, como hablar por el móvil o estar pendiente del aparato de música mientras se conduce, sigan siendo las causas de la gran mayoría de los accidentes que se producen al año no solo en la Comunidad sino en toda España. Y accidentes todos ellos evitables.

Salida de vía, lo más frecuente

Los datos de 2012 reflejan también que tres de cada cuatro accidentes mortales se producen entre las siete de la mañana y las ocho de la tarde. Que ocho de cada diez se registran en carreteras convencionales. Y que la salida de la vía está detrás de cuatro de cada diez muertes en las carreteras. Asimismo, 89 de los 127 fallecidos el pasado año viajaban en coche, trece en motocicletas y nueve en camiones. Y, a falta de contabilizar todavía diciembre de 2012, en los once primeros meses del pasado año perdieron puntos un total de 89.223 conductores de nuestra Comunidad. A seis de cada diez les descontaron de su saldo por exceso de velocidad, y al resto, por hablar por el móvil al volante o por consumo de alcohol.