El Gobierno Herrera refuerza la competitividad agroalimentaria

Junto con Vitartis impulsará la formación de los trabajadores en empresas del sector en la Región

Pilar del Olmo firma el convenio con el presidente de Vitartis, Félix Moracho
Pilar del Olmo firma el convenio con el presidente de Vitartis, Félix Moracho

Reforzar la competitividad del sector agroalimentario a través de la formación. Es lo que se pretende desde la consejería de Economía y Hacienda que acaba de suscribir un convenio de colaboración con la Industria de Alimentaria de Castilla y León para tal fin con la puesta en marcha del Programa de Dirección de Empresas Alimentarias rubricado por la consejera Pilar del Olmo y el presidente de Vitartis, Félix Moracho. Una iniciativa enfocada a perfeccionar las habilidades directivas de empresarios y altos ejecutivos con amplia experiencia laboral, que están al frente de empresas medianas y pequeñas del sector.

El abanico de destinatarios se abre así a profesionales del sector primario (agricultura y ganadería), a la industria de trasnformación, a la distribución comercial (mayorista y minorista), a la restauración ya a otros sectores relacionados con estas actividades, como logística, biotecnología, consultoría, suministros agrícolas e industriales o instituciones financieras y de capital riesgo.

La Junta y Vitartis participarán activamente en la planificación, organización y desarrollo del curso, y lo difundirán entre las empresas enmarcadas en actividades relacionadas con la cadena de alimentación. Aunque en el programa pueden participar ejecutivos de cualquier compañía, las asociadas al clúster se aplicarán un descuento del 13 % en el precio. Esta segunda edición pretende reeditar la buena acogida de la primera, que se desarrolló en el curso académico 2014-2015 y a la que asistieron 41 directivos de 35 empresas –el 60 % pymes–, de las que el 80 % pertenecían al sector industrial, el 15 % al primario y el 5 % al terciario o de servicios.

La ADE y Vitartis reafirman su apuesta por un sector identificado como prioritario en la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León 2014-2020, en torno al que operan 3.000 empresas y del que dependen 35.500 puestos de trabajo, el 29 % del empleo industrial. Al desarrollo presente y futuro de esta actividad estratégica en la estructura productiva de la Comunidad está llamada la Asociación de la Industria Alimentaria, inscrita en el Registro de Agrupaciones Empresariales Innovadoras –tanto en el nacional como en el autonómico– e integrada por empresas, universidades, centros tecnológicos y una asociación.

Nacida con el reto de trabajar por incrementar la competitividad de este sector por la vía de la innovación, Vitartis factura con la suma de sus asociados alrededor de 3.800 millones de euros, casi el 40 % del volumen de ventas de la industria alimentaria autonómica, y reúne a 14.000 trabajadores, el 40 % del empleo total.