El interés por la deuda de la Región asegura la recuperación económica

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, defiende los presupuestos para 2014, junto a la presidenta de las Cortes, María Josefa García Cirac
La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, defiende los presupuestos para 2014, junto a la presidenta de las Cortes, María Josefa García Cirac

La aprobación de los presupuestos autonómicos para 2014 están un paso más cerca. Las Cortes de Castilla y León debaten las últimas enmiendas para enriquecer el texto. Durante la defensa de las cuentas, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, señaló que «la Junta prevé un nuevo endeudamiento con el objetivo de déficit máximo para el próximo año, que contribuya a alcanzar las metas señaladas en la senda de la estabilidad». En este sentido, destacó que «el interés mostrado por algunas entidades financieras ha propiciado que ya se estén preacordando contratos para cubrir las necesidades de financiación de nuestra Comunidad». Pilar del Olmo resaltó que, hasta finales de este año, el Ejecutivo autonómico sigue «ajustando sus costes a la baja o que recientemente la agencia Moody's haya revisado la calificación financiera de Castilla y León elevando la perspectiva de negativa a estable»

Asimismo, calificó los presupuestos de «austeros pero muy sociales», que están despertando la confianza de los mercados nacionales e internacionales y despejan el horizonte.

La responsable regional de la cartera de Hacienda resaltó la «idoneidad» de las grandes cifras de Castilla y León para mantener la calidad de los servicios públicos y el impulso de la reactivación económica, en un escenario de ingresos «realista». Al respecto, recordó que los presupuestos contarán con 9.957,8 millones de euros, «con un ajuste mucho menor al que ha sido preciso en ejercicios precedentes».

Del Olmo explicó que los ingresos no financieros ascenderán a 8.006,7 millones de euros, el 80,4 por ciento del total, cuando su peso en 2013 era del 87,9 por ciento. La consejera remarcó que el sistema de financiación proporciona a la Comunidad 441 menos de los necesarios para cubrir «el ajustado gasto social presupuestado».

También afirmó que la crítica «negativa» al actual sistema de «financiación de las autonomías es ineludible». Recordó que todo apunta a que el próximo año será el de definición de un nuevo modelo que «no debería eludir la evaluación conforme a criterios técnicos de las necesidades de gasto» de las autonomías. La consejera señaló que a políticas sociales destinarán 5.802,6 millones de euros, el 80 por ciento del gasto no financiero de las consejerías; y también gastarán 230 millones a fomentar el empleo, y 328 millones a financiación empresarial. Otros gastos que consideró prioritarios son los dirigidos a reforzar la cooperación económica general con las entidades locales. En materia fiscal, Del Olmo constató la entrada en vigor de nuevos beneficios y expuso que han desestimado elevar la presión para «evitar los riesgos de lesionar tanto la incipiente recuperación del consumo de los hogares como el dinamismo empresarial necesario para incrementar los niveles de empleo en la Región».

Tras la defensa de la consejera, el portavoz del Grupo Popular, Carlos Fernández Carriedo, felicitó al Gobierno Herrera por los presupuestos, y agradeció el trabajo de todos por mejorarlos. Además, subrayó que las cuentas sientan las bases de la recuperación de nuestra Comunidad, en las que las protagonistas son las consejerías sociales y las encaminadas a incentivar la economía y a crear puestos de trabajo.

La primera jornada del pleno se cerró con la aprobación del presupuesto de seis consejerías, Presidencia, Hacienda, Agricultura y Ganadería, Fomento y Medio Ambiente, Sanidad y Educación, que gestionarán 6.048 millones, con la incorporación de sólo una enmienda de Izquierda Unida en Fomento, de las 924 debatidas por la oposición.