El Palacio de Monterrey de Salamanca abrirá sus puertas al público en 2017

Gracias a un convenio entre el Ayuntamiento de la capital y la Fundación Casa de Alba

Alfonso Fernández Mañueco y Carlos Fitz-James Stuart en el balcón del Ayuntamiento de Salamanca

Gracias a un convenio entre el Ayuntamiento de la capital y la Fundación Casa de Alba

El Palacio de Monterrey de Salamanca abrirá sus puertas al público el próximo año tras el convenio firmado esta semana entre el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de la Fundación Casa de Alba, Carlos Fitz-James Stuart.

Dicho acuerdo contempla la realización de un proyecto de ejecución para la restauración y conservación de la Crestería del Palacio de Monterrey. La obra, que se realizará el próximo año, se centrará en las fachadas sur y este, en el Torreón de esquina y en la Torre Central. Las labores que se llevarán a cabo consisten en el tratamiento de la sillería de los muros, de los elementos lineales que conforman dicha fachada y de los elementos ornamentales de las mismas, como son las gárgolas, los pináculos, los grupos escultóricos y las cresterías.

Para llevarlo a cabo, el Ayuntamiento de Salamanca otorgará una subvención a la Fundación Casa de Alba. Además, gestionará y coordinará el uso de las visitas y favorecerá la gestión y sostenibilidad del Museo como recurso turístico y cultural de la ciudad así como la dinamización y mejora de la exposición.

Por su parte, la Fundación Casa de Alba asumirá el proyecto de ejecución y dirección técnica para la restauración y conservación de las obras, además del proyecto de adecuación del recorrido museístico. Pondrá a disposición del Ayuntamiento el Palacio de Monterrey para la apertura del mismo a los visitantes de la ciudad y pondrá a disposición del proyecto museográfico los fondos artísticos, bibliográficos y documentales de los que dispone el Palacio de Monterrey.

Ambas partes se comprometen a que los posibles beneficios obtenidos por la gestión turística de las visitas al Museo Palacio de Monterrey sean reinvertidos en la mejora de la musealización y en su dinamización y mejora de la exposición, así como en el mantenimiento, conservación y mejora de todo el edificio que alberga el Museo, dando prioridad a la recuperación y conservación del

Proyecto museográfico y gestión de la apertura al público del espacio La apertura de los interiores patrimoniales es una de las principales líneas que se vienen desarrollando en Salamanca para la creación de la oferta turística, patrimonial y cultural. La primera apertura patrimonial, referencia en la ciudad de Salamanca, fue Ieronimus. La apertura de este espacio supuso la creación de ocho puestos de trabajo, de carácter permanente, y numerosas intervenciones en la conservación de la Catedral, además de la ampliación y mejora del recorrido visitable. La apertura de las torres de la Clerecía ha significado, igualmente, la creación de ocho puestos de trabajo. La incorporación del Palacio de Monterrey en la oferta turística de la ciudad, con carácter estable, permitirá ampliar los recursos que la ciudad ofrece a los visitantes. Supondrá la incorporación a la visita patrimonial de un nuevo atractivo.

Cinco siglos contemplan el edificio

Edificado en el siglo XVI, el Palacio de Monterrey está considerado como una de las construcciones civil renacentista más popular e imitada tanto en España como en la América Hispana. Con su implacable estilo plateresco, era una de las residencias preferidas oficiales de la Duquesa de Alba, en la que pasaba gran parte de tiempo. Consta de tres pisos y cuatro torres, cada una de ellas rubricada con un mirador o balconada y la galería del último cuerpo está compuesta por arcadas rematadas en trabajados medallones. Además cuenta con una rica y singular galería de obras en su interior, destacanado algunos de los paisajes de José Ribera El Españoleto, la Iglesia de la Purísima a diez metros del palacio con un magnífico retablo con un gran lienzo de la Inmaculada Concepción