El paro baja en lo que va de año en Castilla y León por debajo de la media nacional

Fernández Carriedo destaca que seis de las siete provincias de España donde más cae son de la Región

La Razón
La RazónLa Razón

A pesar del leve crecimiento del paro en noviembre (126 ciudadanos más apuntados a las listas del Ecyl que en octubre) el desempleo ha descendido en 16.376 personas respecto hace un año, lo que supone un 9,9 por ciento menos, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Y, además, lo hace por debajo de la media de la España autonómica, donde el paro se ha reducido un 6,37 por ciento.

«Castilla y León tiene la tasa interanual de reducción del paro más alta de toda España», destacaba ayer el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, quien ponía en valor también que seis de las siete provincias españoles en las que más desciende el desempleo son de la Región.

Aún así, reconocía que todavía hay que seguir mejorando en la calidad del empleo y en que éste llegue a las personas que más lo necesitan.

Este ligero incremento del paro en noviembre ha dejado la cifra de parados en 147.480 personas, de las cuales 13.122 tienen 25 o menos años, 86.164 son mujeres y casi cien mil proceden del sector Servicios, aunque el desempleo ha crecido en mayor medida en el último mes en la agricultura, con 471 parados más, debido principalmente al final de la temporada de vendimia.

Noviembre deja también una bajada en las contrataciones. Los 74.655 contratos firmados suponen un 28,53 por ciento menos respecto a octubre. Por el contrario, respecto hace un año han crecido un 2,2 por ciento. Destaca asimismo la precariedad de estos acuerdos, ya que nueve de cada diez son temporales y sólo se produjeron 7.288 indefinidas, de las cuales 3.284 fueron conversiones. Además, se llevaron a cabo 47 contrataciones de personas con alguna discapacidad.

Otro de los datos destacados es el repunte del paro entre los trabajadores extranjeros. Así, en el último mes han sido 520 los inmigrantes que se han quedado sin empleo, lo que deja la cifra de extranjeros en paro en 13.952, un millar menos que hace año.

Si bien, el dato que más preocupa es la caída de la afiliación a la Seguridad Social en un 1 por ciento en Castilla y León, frente al 0,25 por ciento de la media del conjunto de España.

Y es que aunque respecto a noviembre del pasado año la afiliación se ha incrementado en casi 14.000 personas, durante el último mes ésta se ha reducido en 9.807. lo que deja la cifra de ocupados en la Región en 916.378, lejos todavía del millón de personas trabajando a las que se comprometió a llegar al inicio de la legislatura el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

Sánchez, en el punto de mira

El consejero de Empleo destacaba también que haya alrededor de 60.000 afiliados extranjeros a la Seguridad Social, lo que supone un récord en la Comunidad, y, respecto a las previsiones de algunos informes que apuntan a que seguirá marchándose gente de la Comunidad en los próximos 30 años, Fernández Carriedo se mostraba optimista y apuntaba a una previsión del INE que estima que dentro de tres décadas habrá 23.000 personas más trabajando en nuestra Comunidad.

En cuanto a las reacciones a los datos del paro, en el PP han puesto en el punto de mira al Gobierno de Pedro Sánchez, al que acusan de estar detrás de la ralentización de la economía «generando desconfianza» con sus políticas.

Coincide con el PP la patronal Cecale, donde achacan el aumento del paro en noviembre a la incertidumbre política y a la ausencia de medidas orientadas a la competitividad. Mientras que los sindicatos UGT y CCOO denuncian que los datos están falseados por el inicio de la formación para el empleo y reclaman un impulso a las política activas.

En el PSOE, por el contrario, ven más claros que oscuros en las cifras del paro, especialmente en lo que se refiere a la calidad del empleo, y apuntan al Plan Director por el Trabajo Digno puesto en marcha por el actual Gobierno socialista de Sánchez, como el culpable de que estén empezando a ganar terreno los contratos indefinidos en detrimento de los temporales, lo que ven con una gran noticia.

Además, los socialistas llaman a potenciar una industria «pujante» para seguir creando empleo y de calidad.

Dieciocho autónomos menos al día

En noviembre, Castilla y León perdió una media de 18 autónomos cada día hasta sumar 572 durante todo el mes. Entre las causas, la fragilidad del sistema económico, el envejecimiento y la despoblación, según la presidenta de ATA, Soraya Mayo, quien reclama «más actuaciones sobre el terreno y menos fotos y cumbres». Desde Podemos, acusan al PP de «aniquilar» a los emprendedores y de «condenar» al exilio a los ciudadanos.