El séptimo arte de nuestros Archivos

El director de Políticas Culturales de la Junta, José Ramón Alonso, durante la inauguración de la muestra en Valladolid
El director de Políticas Culturales de la Junta, José Ramón Alonso, durante la inauguración de la muestra en Valladolid

Una analogía perfecta. Es lo que consigue la exposición «CYnefiLia», que pretende jugar con la memoria del espectador al comparar fotogramas de películas de distintas épocas con fotografías procedentes en los archivos históricos provinciales. Una iniciativa dirigida a todos los públicos y que arranca en el Archivo General de Valladolid, con vocación de itinerar por toda la Comunidad. Un puzzle de recuerdos de imágenes, en que las fotografías archivadas se reflejan como instantes memorables de la historia del cine. Por ejemplo, el drama de «Roma Ciudad Abierta» se vincula con la tragedia sufrida en el año 1959 en Ribadelago. O un fotograma de «Los 400 golpes» de Truffaut conduce hasta las Escuelas de Soria de los años 1920. Y así un total de trece películas más como el «Ladrón de bicicletas», «Bienvenido Míster Marshall», «Calle Mayor», «Los ojos sin rostro», «Mamma Roma», «Mujeres al borde un ataque de nervios», «Tierra y libertad», «Mata Hari», «Acorazado Potenkim», «Cero en conducta», «Sólo se vive una ver», «Ser o no ser» o «Milagro en Milán». Todas ellas muestran imágenes donde se ven sobrecogedores e inéditos planos de Eisenstein a surrealistas e hilarantes escenas de las comedias de Almodóvar o Berlanga, pasando por las tramas de Fritz Lang, por las crudas realidades retratadas por los realizadores del Neorralismo italiano o de la Nouvelle vague, o por esas secuencias teñidas del inconfudible toque Lubitsch.

El director de Políticas Culturales de la Junta, José Ramón Alonso, invitaba a todos los castellanos y leoneses a participar de las diferentes actividades que están llevando a cabo en los últimos meses los Archivos que «se han convertido en centros culturales de primer orden, aunque siguen siendo los grandes desconocidos» Esta muestra, continuó, forma parte de la campaña «En los archivos se aprende a mirar, con la que se pretende dar a conocer al público la riqueza patrimonial que atesoran los diferentes archivos históricos provinciales. «Con este ciclo se pretende contribuir a la reflexión sobrde distintos aspectos de nuestro pasado reciente y ofrecer miradas distintas a nuestra realidad, al tiempo que se pone en valor la relevante misión de conservación del patrimonio documental por parte de los archivos públicos, el servicio que prestan a la sociedad y se difunde el valioso patrimonio custodiados por ellos», señalaba el director de Políticas Culturales.

José Ramón Alonso declaró que los archivos muncipales de la Comunidad cuenta con 165 kilómetros de estanterías llenos de documentos y que cada vez son más las consultas realizadas por correo electrónico. En el último año la cifra se ha multiplicado por diez hasta superar las 50.000. En este sentido, indicó que se están llevando a cabo distintos programas de índole pedagógica, exposiciones, talleres, conciertos y conferencias o cursos de patrimonio documental para potenciar estas «infraestructuras culturales» que a lo largo de este año han sumado más de 200 actividades.