Fernández Mañueco negociará las 35 horas personalmente con los sindicatos

El presidente de la Junta convocará esta semana a UGT, CCOO y CSIF e insiste en que cumplirá con los empleados públicos cuando se garantice la calidad de los servicios, la equidad y la sostenibilidad económica

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante su cara a cara con Tudanca

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha decidido coger al toro por los cuernos y se implicará personalmente en la negociación con los sindicatos para abordar la reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales para los empleados públicos. Un asunto que se está enquistando según pasan los días y en el que ya hay convocada una huelga del sector para el 6 de noviembre.

El jefe del Ejecutivo regional anunciaba ayer en las Cortes regionales que convocará a CCOO, UGT y CSIF a una nueva reunión esta semana para seguir negociando «desde la serenidad» este asunto y tratar de llegar a una solución consensuada. Si bien, insistía una vez más en que la posición de la Junta sigue siendo la misma: voluntad y compromiso de aplicar esta medida a lo largo de la legislatura pero siempre y cuando se garantice la calidad en la prestación de los servicios públicos, haya equidad entre los empleados públicos y se asegure la sostenibilidad económica de la Administración autonómica.

El presidente se expresaba así durante su cara a cara en la sesión de control de las Cortes con el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, quien acusaba a Fernández Mañueco de «haber dinamitado el Diálogo Social».

«Se está usted cargando nuestra seña de identidad, la que mayor paz social tiene en toda España, con una huelga de récord que le han convocado en tan solo tres meses de gobierno por incumplir con su palabra», denunciaba Tudanca, mientras echaba en cara al presidente que presumiera del acuerdo cinco días antes de las elecciones y le exigía por ello que cumpliera con los compromisos que ha adquirido y aplique cuanto antes la medida.

Fernández Mañueco, por su parte, no aceptaba que el líder del PSOE le acusara de no tener palabra y recuperaba el pacto de financiación que, en su opinión, ha roto el PSOE «para proteger a Pedro Sánchez», o el voto a favor en el Congreso de los Diputados de recortar un 5 por ciento el sueldo de los empleados públicos cuando era diputado en la época de José Luis Rodríguez Zapatero, para reprochar a Luis Tudanca que siempre anteponga los intereses de su jefe a los de los castellanos y leoneses.

Vox impide la Declaración Institucional contra el cambio climático

Al principio del pleno estaba prevista la lectura de una Declaración Institucional contra el cambio climático, que había sido pactada por los portavoces de los grupos (PSOE, PP, Cs y Mixto, formado por Podemos, Por Ávila, UPL y Vox). Si bien, el procurador de Vox, Jesús García Conde, frenaba esta Declaración al remitir un escrito a la Mesa de las Cortes para que se tuviera en cuenta la posición contraria de su formación. Tudanca culpaba al presidente de las Cortes, Luis Fuentes, de ser «cómplice y verdugo» de esta tierra por aceptar el escrito.

Apoyo a automoción y compromiso con el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca

En cuanto a las proposiciones no de Ley debatidas en la sesión plenaria, cabe señalar la aprobación de una iniciativa impulsada por el PP, por la que se reclama a la Junta un mayor apoyo al sector de la automoción de la Comunidad. La propuesta salía adelante entre reproches de los socialistas que la calificaban de «electoralista» y con el único fin de atacar a Pedro Sánchez y su Gobierno en funciones de cara a los próximos comicios.

El popular Salvador Cruz defendía esta proposición no de Ley que plantea una serie de medidas que, en su opinión, daría un nuevo impulso a este sector del automóvil y a las industrias de la Comunidad, «pilares fundamentales de la industria de Castilla y León». Entre ellas, Cruz citaba la recuperación de planes de ayuda a la compra de coches menos contaminantes para estimular el rejuvenecimiento del parque móvil o incentivos fiscales, como la reducción del IVA, por la adquisición de vehículos alternativos. Igualmente, la propuesta del PP plantea un Plan Estratégico dotado con 3.000 millones de euros para modernizar la industria del automóvil en nuestro país.

Por otra parte, el Pleno daba luz verde por unanimidad de todos los grupos a una propuesta promovida por el PSOE para haya un compromiso claro y nítido en lo económico de la Junta con el centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CIC).

La iniciativa defendida por el procurador socialista Fernando Pablos, reclama que a partir de 2023 este centro disponga de al menos un millón de euros al año de presupuesto para gastos corrientes, complementarios a los recursos obtenidos en convocatorias competitivas para investigación. La propuesta reclama a la Junta que inicie este Plan en 2020 con una cantidad no inferior a 250.000 euros, que se iría aumentando de forma progresiva hasta llegar al millón de euros dentro de cuatro años.

Cataluña

Finalmente, el Pleno dejaba también la petición al Gobierno de España de que adopte, con carácter de urgencia, las medidas necesarias para restablecer y garantizar el orden constitucional en Cataluña frente al desafío independentista. La iniciativa, impulsada por Cs, contaba con los votos de estos, PP, Vox y XAV.