Actualidad

Investigadores de la Universidad de Valladolid participarán en las misiones a Marte de 2020

El grupo que lidera el profesor Fernando Rull diseña una herramienta para detectar posibles signos de vida en el planeta rojo y un sistema de técnicas espectroscópicas para analizar estructuralmente su superficie a distancia

El Grupo de investigación Erica (EspectroscopíaRaman e Infrarroja aplicado a Cosmogeoquímica y Astrobiología) de la Universidad de Valladolid (UVA), dirigido por el profesor Fernando Rull, participará en las próximas misiones de exploración a Marte en 2020, lideradas por la Agencia Espacial Europea (ESA) y de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA ), así como en otra japonesa en 2024.

Publicidad

Los viajes del próximo año pondrán rumbo en julio y tendrán el objetivo de buscar vida en el planeta rojo, o muestras que evidencien que Marte alguna vez pudo albergar existencia basada en carbono, explicó el representante de la NASA en España, Anthony Carro.

Por su parte, el profesor Rull señaló que el equipo vallisoletano ha diseñado el instrumento Raman para la misión Exomars de la ESA en la detección de signos de vida en el planeta rojo mientras que en el caso de la misión Mars 2020 de la NASA equipará un sistema de calibración en la SuperCam para analizar química y estructuralmente la superficie de Marte, gracias a técnicas espectroscópicas.

Además, y confirmada la última semana, la colaboración en la misión japonesa (Martian Moons eXploration) tratará de traer muestras del satélite marciano Fobos a la Tierra para un posterior análisis de fragmento de una de las lunas de Marte.

El investigador agradeció el apoyo de todas las instituciones al recordar que es «absolutamente necesario» contar con la financiación para llevar a cabo la investigación. También valoró el «aliento en el cogote» de todas ellas porque los investigadores trabajan solo mucho tiempo «colgados de la brocha», por lo que reciben muy bien el apoyo de las administraciones y otras organizaciones al ser la «correa de transmisión» con la sociedad.

Publicidad

En cuanto a la herramienta, Fernando Rull indicó que permitirá detectar posibles signos de vida en el planeta rojo. En concreto, se trata del primer aparato de la historia usando esta técnica que ha sido desarrollado y calificado por el espacio y que en la actualidad está en proceso de integración dentro del vehículo europeo.

Sobre la aportación de la UVA el profesor destacó el diseño de una tarjeta de calibración para coger diferentes muestras en Marte, con cinco técnicas espectroscópicas, informa Ical.

Publicidad

El investigador reconoció que lo fundamental de este instrumento es la parte de ingeniería mecánica, con sistemas que pueden soportar hasta 4.000 fuerzas G frente las 130 de un impacto de un Fórmula 1 a 300 kilómetros por hora. «Es algo de locos pero ha pasado todos los tests y las calificaciones de NASA», subrayó.

Un «orgullo»

El rector de la UVA, Antonio Largo reconoció que es un «orgullo» que la Universidad de Valladolid contribuya a un evento científico de esta magnitud. «La ciencia y la innovación realizada aquí permite que un pedacito de Castilla y León vaya a Marte tres veces», añadió.

En la misma línea, la consejera de Educación, Rocío Lucas, resaltó que este proyecto supone «Ciencia en mayúsculas» que nació en Valladolid y Castilla y León y permitirá cambiar el mundo.

El presidente de la Diputación vallisoletana, Conrado Íscar, valoró que este tipo de iniciativas sirvan para retener talento investigador, mientras que el alcalde Óscar Puente destacó que «aquí y en Castilla y León se hace investigación puntera y de primera calidad».