La Diputación de Valladolid reduce su deuda y consolida sus planes de empleo

Carnero destaca que el 71 % de las proposiciones de la Corporación fueron aprobadas por unanimidad

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, junto a Víctor Alonso y Guzmán Gómez
El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, junto a Víctor Alonso y Guzmán Gómez

J. BLANCO- Valladolid

Reducción de deuda. Consolidación de los planes de empleo y de los servicios sociales. Una administración más moderna y transparente. Una mesa de diálogo incipiente y que comienza a dar los primeros resultado. Y un 88 por ciento del programa electoral cumplido. Esos son, a grandes rasgos el balance que el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, hizo en el ecuador de legislatura con un reto primordial: «continuar dando los mejores servicios y de calidad, a los habitantes de los pueblos de la provincia vallisoletana».

Carnero «culpó» de todas estas iniciativas llevadas a cabo al grueso de la Corporación municipal, «más plural que nunca» y que han hecho que de las 106 proposiciones presentadas por todos los grupos al Pleno, se hayan aprobado 98 y un total de 76 se han hecho por unanimidad.

El presidente de la Diputación destacó, en este análisis de dos años, el «empleo» como la principal prioridad del equipo de Gobierno, y recalcó que el Plan «Impulso» ha contribuido a una caída de los datos de desempleo en la provincia de casi 20.000 personas. Entre otras acciones citó el Plan de Empleo para la mujer rural o las líneas de ayudas para mayores de 45 años parados de larga duración o para personas con capacidades diferentes.

En materia de formación se han llevado a cabo actividades con 517 emprendedores, de los que casi la mitad han sido mujeres; se ha apoyado la internacionalización de pequeñas y medianas empresas y se ha hecho una apuesta por la innovación de la que se han beneficiado 80 pymes.

También recalcó el éxito de la nueva marca «Alimentos de Valladolid. A gusto de todos», que ampara ya a 61 empresas y 297 productos y del sector «estratégico» que es el turismo y la especialización que se está llevando a cabo en el campo del vino para ganar nuevos turistas.

En cuanto a los servicios sociales, Carnero destacó el incremento de las ayudas a la emergencia social con un presupuesto que se ha disparado en los últimos cinco años en un 460 por ciento, lo que ha contribuido a atender a más de 2.700 personas actualmente.

También recalcó, el presidente de la Diputación, el trabajo realizado para ampliar las coberturas de los servicios esenciales, como la Ayuda a Comida a Domicilio, además de la Teleasistencia.

Carnero también se refirió a la puesta en marcha del IV Plan de Juventud 2016-2019, así como el programa «+cabeza-alcohol» con el objeto de reducir el exceso de consumo de alcohol entre los jóvenes.

Otro de los ámbitos relevantes en estos dos años ha sido la puesta en marcha de los Planes Provinciales y el apoyo que se ha realizado, en materia de asesoramiento, a numerosos ayuntamientos de la Provincia. Además, recordó que se han recuperado programas muy demandados por los alcaldes, como el de la Rehabilitación de Iglesias y Ermitas o el programa de Restauración de Retablos. Además, la cuarta fase del Plan Provincial de Transporte, incluye en la actualidad 42 rutas que dan servicio a 155 municipios de la provincia y que ya ha sido utilizado por 43.400 viajeros.

Y para acabar este balance, Carnero hizo hincapié en la gestión que se está llevando a cabo desde la Diputación provincial «que nos permite reducir la deuda». De esta manera, se ha pasado de los 75,6 millones a 24,8 millones de euros previsto para este año. Una buena situación económica que está permitiendo a la institución provincial pagar a sus proveedores en una media de 25,67 días.