La esperanza de Mónica Bernabé frente a la violencia y el miedo gana el Cirilo

Corresponsales de todo el mundo participan en Segovia en la entrega de este galardón, que reivindica un periodismo internacional libre y riguroso

Corresponsales de todo el mundo participan en Segovia en la entrega de este galardón, que reivindica un periodismo internacional libre y riguroso

Segovia volvió a ser un año más punto de encuentro de los corresponsales de prensa, radio y televisión de todo el mundo. El premio Cirilo se convirtió en una homenaje reivindicativo de ejercicio libre y riguroso del periodismo. En esta ocasión, el galardón fue para Mónica Bernabé, corresponsal del Diario El Mundo en Afganistán. Junto a ella, quedaron como finalistas Griselda Pastor, corresponsal de la Cadena SER en Bruselas, y Marc Marginedas, enviado especial a zonas de conflicto de El Periódico de Catalunya.

Un prestigioso premio, que se dedica a los reporteros que trabajan fuera de España, y cuyos ganadores recibieron 'La lente de la tierra'. Una pieza del Centro Nacional del Vidrio que identifica al Cirilo Rodríguez, pero, especialmente, supone el reconocimiento de la profesión y el aplauso de la sociedad por contar lo que es como es desde los lugares en los que se produce la noticia. Y es que el Jurado del Cirilo está compuesto por representantes de todos los medios de prensa radio y televisión de España. Al acto asistió el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, y junto a él, estuvieron también presentes el alcalde de la capital del Acueducto, Pedro Arahuetes, el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, y numerosos representantes de los partidos políticos, como el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, y e la sociedad civil.

Contar lo que es, como es

La ganadora del Cirilo y los dos finalistas tuvieron palabras de gratitud por el galardón que se les otorgaba, y coincidieron en señalar que no se es buen periodista por ser corresponsal, sino por el rigor a la hora de contar lo que sucede, ya sea en Afganistán, en Bruselas, en Siria, o en el último pueblo o ciudad de cualquier lugar del mundo.

Durante la gala habló también la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). Elsa González recordó una vez más que «sin periodistas no hay periodismo, y que sin periodismo no hay democracia», y apostó por la dignidad del periodista y por un ejercicio de la profesión reconocido y no doblegado a cualquier poder. Y ante la grave crisis que atraviesa el sector, Elsa González pidió a los profesionales que no desfallezcan y les animó a aprovechar las oportunidades y salidas que ofrecen las nuevas tecnologías. Tras la presentación del acto por parte de Alfredo Matesanz, presidente de la Asociación de la Prensa de Segovia, se rindió un homenaje póstumo a Enrique Meneses, leyenda del periodismo español, fallecido el pasado mes de enero, quien recibió el premio de honor Cirilo Rodríguez en 2010 como reconocimiento a su brillante trayectoria profesional con 60 años de periodismo a sus espaldas. Manuel Leguineche, Diego Carcedo, Felipe Sahagún, Pilar Bonet, Juan Fernández Elorriaga, Vicente Romero, Rosa María Calaf, Javier del Pino, Soledad Gallego-Díaz y Eugenio García Gascón, son algunos de los periodistas que han logrado este acreditado galardón que se realiza en memoria del segoviano Cirilo Rodríguez, mítico corresponsal de Radio Nacional de España en Nueva York.