La Junta asegura el apoyo a más de 35.000 regantes para modernizar explotaciones

Silvia Clemente destaca que Castilla y León es la única con un acuerdo de este tipo

El Consejería de Agricultura y Ganadería, que dirige Silvia Clemente, aseguró el apoyo a más de 35.000 regantes de Castilla y León para que siga modernizando sus explotaciones. Así lo acordó con 29 comunidades de regantes, en un convenio «global, uniforme y horizontal», que es la Comunidad Autónoma que lo ha suscrito, destacó la consejera.

Esta medida permitirá que en el año 2016 el Gobierno regional recupere la bonificación de intereses a los profesionales, siempre que las condiciones económicas lo permitan. Asimismo, el Ejecutivo autonómico asumirá los 35 millones, que es lo que se estima que será el montante económico, que quedarán revocados hasta el año 2016 por las restricciones presupuestarias a causa de la crisis económica.

La opción «más sensata»

Silvia Clemente que es la decisión «más sensata», ya que de no haber aceptado los regantes esta prórroga, la otra opción planteada por la Junta hubiera sido la cancelación de las ayudas.

Además, la responsable regional de la cartera de Agricultura y Ganadería resaltó la inversión llevada a cabo por su departamento en esta materia, más de 108 millones, entre los años 2002 y 2007, para la mejora y modernización de las 87.084 hectáreas que agrupan las 29 comunidades de regantes. A ellas, se suma obras que se ejecutan actualmente ligadas a la concentración parcelaria por un valor de casi 30 millones de euros y que benefician a 16.800 hectáreas; así como otras obras que se iniciarán próximamente en zonas de concentración parcelaria por importe de 17 millones y que supone actuar en otras 14.165 hectáreas. En total, Silvia Clemente sostuvo que la Consejería invierte en esas zonas 155 millones, tanto en trabajos de modernización como en concentración asociadas, de una inversión total de 524 millones. Estas inversiones contribuyen a lograr el objetivo del departamento agrario marcado para el periodo 2007-2015 que supone la modernización de 70.000 hectáreas.

Por su parte, el presidente de Ferduero, Ángel González, señaló que las negociaciones han sido «bastantes duras», y declaró que lo peor es que las comunidades de regantes ya tenían presupuestado esos ingresos para los ejercicios posteriores y ahora deberán solicitar créditos para llegar al final de la campaña.