Los alquileres de pisos se disparan a niveles previos a la crisis económica

Los castellanos y leoneses optan cada vez más por el arrendamiento en lugar de comprar

La Razón
La RazónLa Razón

Los alquileres de viviendas viven su particular «burbuja», una vez que el mercado ha girado desde la propiedad hacia el arrendamiento. Esta opción, que cada vez gana más adeptos en Castilla y León, cotiza al alza en el último año. De hecho, los precios de las rentas se dispararon en el tercer trimestre un 2,8 por ciento, en relación al mismo periodo de 2016, acercándose a los valores de hace una década.

Las rentas experimentan ahora en Castilla y León una escalada continuada, muy por encima de lo que aumentó el Índice de Precios al Consumo (IPC). Los nuevos contratos superan notablemente los precios medios del pasado año, cuando se situaron de media en los 4,3 euros el metro cuadrado, un valor que en el tercer trimestre de este año alcanza los 6,1 euros. También, los alquileres están registrando una subida que parece no tener fin, al menos de momento. Los inquilinos que se hicieron con una vivienda en la Comunidad en el tercer trimestre del pasado año tuvieron que abonar 5,9 euros por metro cuadrado, lo que para una casa de 100, supone 590 al mes, frente a los 6,1 o 610 euros, que tendrían que abonar por la misma entre julio y septiembre de este año.

cada vez más caro

En términos generales, las estadísticas que maneja el Ministerio de Fomento, reflejan que los precios del alquiler se han recuperado en los últimos años con mayor intensidad que los de venta de la vivienda, ya que estos últimos, se encuentran, a final de 2016, un 27,5 por ciento por debajo de los valores registrados en 2007. En Castilla y León, el metro cuadrado se alquila tan solo por un cinco por ciento menos que hace una década, mientras que las compraventas inmobiliarias reflejan un 30,05 por ciento menos todavía.

Por provincias, Salamanca es la única en la que los precios ya superan ampliamente los valores de hace una década. De hecho, las rentas alcanzan los 6,9 euros el metro cuadrado, frente a los 6,7 de 2007. En Valladolid, por su parte, la diferencia es más amplia puesto que es casi de medio euro, con 6,3 euros, frente a los 6,7. Además, la capital charra es también la más cara para alquilar con un precio de 7,1 euros por metro cuadrado.

En el último año, los alquileres subieron como la espuma en todas las provincias de Castilla y León, aunque en ninguna alcanzó el 9,7 por ciento registrado de media en España. Los mayores aumentos se dieron en Segovia, con un incremento del siete por ciento, seguida de Valladolid, con un 6,5 por ciento.

Los precios más caros, por provincias, se localizaron en Salamanca, Segovia y Valladolid, con 6,9 y 6,3 euros el metro cuadrado, es decir, 690 y 630 euros, al mes para una vivienda de 100 metros. Muy por encima de los 470 euros en Ávila o los 480, en Zamora.