Los gastos de riego de los agricultores del Canal de Riaza se reducen un 70%

La Razón
La RazónLa Razón

La modernización de los regadíos llevada a cabo por la Consejería de Agricultura y Ganadería en las 5.200 hectáreas de la comunidad regable del Canal de Riaza ha logrado que los 1.400 agricultores que forman parte de ella se ahorren un 70 por ciento de gasto a la hora de regar sus cultivos.

Y es que, según datos del departamento que dirige Silvia Clemente, antes de que se llevaran a cabo las obras de mejora, los agricultores regaban por el método de inundación, y en algunos casos, ayudados por motobombas de diésel. Algo que les costaba alrededor de 600 euros por hectárea. Pero gracias a los trabajos realizados en esta comunidad de regantes, que afecta a cuatro pueblos de Burgos y diez de Valladolid, que no han sido nada fáciles debido a la longitud y estrechez de la misma (cuatro estaciones de bombeo, dos balsas de regulación, tres balsas de acumulación y la puesta en marcha de 339 kilómetros de tuberías y 694 bocas de riego) los agricultores pagan en estos momentos 120 euros por hectárea regada. Lo que supone un ahorro del 70 por ciento. También se ahorra en consumo de fertilizantes y, además, al pasar de usar motores gasóil a un sistema comunitario de bombeo moderno y con alto rendimiento también, se estima que los regantes reducirán sus costes energéticos en más del 50 por ciento. Asimismo, para atender la demanda de energía eléctrica necesaria para las estaciones de bombeo se ha construido una subestación transformadora eléctrica en la zona de Peñafiel.

Elección de cultivos

Silvia Clemente visitaba ayer en compañía de la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, la estación de bombeo situada en la localidad vallisoletana de Valbuena de Duero, que beneficia a los regantes de este municipio pero también de San Bernardo y Olivares de Duero. Allí, destacaba que la modernización llevada a cabo en esta zona en la que predomina el cereal de invierno, los viñedos y el maíz, permitirá a los agricultores ser mucho más competitivos así como elegir los cultivos que puedan ser más rentables para sus explotaciones. La mejora de esta comunidad de regantes forma parte del Plan que se iniciaba en 2007 y que cuando finalice dentro de dos años habrá mejorado más de 65.000 hectáreas con una inversión de 60 millones de euros, de los que la Junta habrá aportado diecisiete.

La consejera avanzaba que el objetivo ahora es lograr una mejor dimensión de las explotaciones, para que los agricultores puedan disponer de más parcelas, ahorrar costes y aprovechar mejor los recursos de que disponen para ser más rentables. Para ello, la Consejería tiene en marcha dos procesos de concentración parcelaria por valor de 3,7 millones de euros, cuyas obras arrancarán en breve. El primero de ellos afecta a los municipios burgaleses de San Martín de Rubiales, La Cueva de Roa y Nava de Roa, que gracias a este proceso multiplicarán por tres la superficie media de las parcela. Mientras que la segunda reconcentración será en Valbuena de Duero, donde cada finca multiplicará por ocho su extensión. La Comunidad del Canal de Riaza fue una de las 29 zonas de regantes que la semana pasada firmaron con la Junta la addenda de suspensión temporal hasta 2016 de las subvenciones de dos puntos bonificados de los intereses a los que los regantes tienen que hacer frente. Precisamente, la Junta ya ha abonado a esta comunidad un millón de euros, aunque la debe otros 400.000 euros cuyo pago se ha retrasado porque, según la Consejería, no se acogió al 'Econfirming' a través de Banco Ceiss, una fórmula financiera que algunas entidades ofrecen para determinados tipos de pagos. La Consejería abonará por esta ayuda en el periodo 2012-2016 dos millones de euros.