Los presidentes provinciales del PP apuestan por que Herrera continúe

Tras su reunión nacional en Génova, el abulense Antolín Sanz afirma que «no es el momento ni se dan las condiciones para la sucesión en Castilla y León»

César Rico, Antolín Sanz y Jesús Julio carnero, ayer durante la reunión en la sede el PP nacional
César Rico, Antolín Sanz y Jesús Julio carnero, ayer durante la reunión en la sede el PP nacional

Los presidentes provinciales del PP de Castilla y León tienen claro, y así se lo hicieron saber ayer a la cúpula del partido a nivel nacional, que lo mejor que le puede ocurrir en nuestra Comunidad es que Juan Vicente Herrera siga al frente de él y de la presidencia de la Junta de Castilla y León durante la próxima legislatura. «No contemplamos otro escenario que no sea este», decía a la salida de esta reunión el senador y presidente de los populares abulenses, Antolín Sanz, quien considera que ni es el momento ni se dan las condiciones para la sucesión y además hay que respetar la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas el pasado 24 de mayo.

Y es que ya han pasado varios días desde que Juan Vicente Herrera dejara entrever en una entrevista en Onda Cero que podría marcharse y no presentarse a la investidura, en los que tampoco se ha despejado la duda que sigue ahí instalada. Sanz insiste, en declaraciones recogidas por la agencia Ical, que la mejor opción es que el presidente en funciones se presente en las Cortes y hacer lo que considera que quiere una amplia mayoría de castellanos y leoneses, «tanto los que votaron al PP e incluso, estoy convencido, los que no votaron al PP». Y es que, en su opinión, presentarse al debate de investidura es una decisión que no tiene marcha atrás, «y más aún -precisa- cuando se trata de un presidente autonómico que ha hecho una impecable gestión en época de crisis económica, una persona honesta, trabajadora, que va vertical en la vida, y un gran gestor». Además, el senador abulense advierte de que en estos momentos en Castilla y León hay que empezar a negociar para dar estabilidad al Gobierno de la Comunidad al no haber conseguido la mayoría, y que por este motivo es importante poner en valor la facilidad para el diálogo y el consenso que tiene Herrera.

Antolín Sanz tiene claro también que la papeleta que depositan los ciudadanos en las urnas «es sagrada» y «debe respetarse», motivo por el cual se muestra convencido de que, al final, la decisión del presidente Juan Vicente Herrera se inclinará hacia el lado de la balanza de seguir gobernando la Comunidad de Castilla y León.