Los trabajadores de Nissan irán a la huelga indefinida si la empresa no les da garantías

La compañía pide una semana para poder aportar avales sobre el cumplimiento del Plan Industrial en la planta de Ávila

El viceconsejero de Economía, Carlos Martín Tobalina, se reúne con la dirección de Nissan y representantes del comité de empresa
El viceconsejero de Economía, Carlos Martín Tobalina, se reúne con la dirección de Nissan y representantes del comité de empresa

Los trabajadores de la factoría que Nissan tienen en Ávila irán a la huelga indefinida anunciada si en el plazo de una semana la dirección de la multinacional japonesa no da garantías de cumplimiento de la parte del Plan Industrial que reclaman.

Esta es la principal conclusión de la reunión celebrada en la Delegación Territorial de la Junta en la capital abulense entre el comité de empresa y la directiva para desbloquear el conflicto existente que llevó a los trabajadores a convocar la semana pasada dos días de parón.

En este sentido, el presidente del comité, Felipe González, reiteró que sus dudas están en la construcción de la nave que albergará el nuevo centro logístico en el Polígono Industrial de Vicolozano. Por ello, explicó que su intención es vincular el cronograma a la cláusula según la cual, si esas actuaciones no se ejecutan como están previstas, la plantilla retornaría a las condiciones laborales (mejores) que tenían antes de firmar el Plan Industrial que supone la transformación de la actual planta de vehículos industriales en una de recambios.

Por ello, la compañía pidió una semana más para poder aportar más garantías sobre el cumplimiento del Plan. Así lo señaló el director de Operación de Nissan en Ávila, Javier Novo, quien consideró, no obstante, que la dirección de la multinacional «ya está aportando pruebas» y recordó que el convenio suscrito en junio de 2017 para el desarrollo de dicho Plan ya incluía la garantía ante un posible incumplimiento del mismo.

El encuentro contó con la mediación del viceconsejero de Economía y Competitividad en funciones, Carlos Martín Tobalina, quien apeló a la «responsabilidad de todos» para alcanzar un acuerdo rápido.

Según señaló, en la reunión detectó «cierto grado de desconfianza» que «posiblemente» proceda de «planes industriales anteriores», si bien precisó que los pasos de Nissan «muestras suficientes garantías para entender que el Plan Industrial sigue adelante», ante lo que Novo solicitó a los trabajadores «un poquito de confianza» ya que se han invertido once millones en el proyecto.