Medidas para la prevención del cáncer de mama en zonas rurales de Valladolid

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, alcanza un acuerdo con la Junta y con la Aecc

Jesús Julio Carnero, Antonio María Sáez Aguado, Francisco Javier Arroyo y Artemio Domínguez en Medina de Rioseco
Jesús Julio Carnero, Antonio María Sáez Aguado, Francisco Javier Arroyo y Artemio Domínguez en Medina de Rioseco

Mejorar la accesibilidad de las mujeres del medio rural de Valladolid para ingresar en los programas preventivos de cáncer de mama. Este es el objetivo del convenio suscrito entre el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, el presidente de la Diputación provincial, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc) en Valladolid, Francisco Javier Arroyo.

El acuerdo tiene la pretensión de que las mujeres de esta zonas, comprendidas entre los 45 y 69 años, participen en un programa que salva vidas con la detección precoz de una patología como es el cáncer de mama. En concreto, se extenderá a otras siete zonas básicas de la provincia un proyecto destinado a facilitar la participación de este colectivo en la iniciativa de ‘‘screening’’ de cáncer de mama, que la Aecc ha venido desarrollando de forma coordinada con la Gerencia Regional de Salud, en la zona de Medina de Rioseco, junto al Ayuntamiento de la localidad y la Mancomunidad de Campos Góticos.

Con este convenio se beneficiarán las mujeres de un total de 99 municipios de ocho zonas básicas de salud: Medina de Rioseco, Mota del Marqués, Villafrechós, Mayorga, Tordesillas, Villalón de Campos, Pisuerga y Valladolid Rural II, todas pertenecientes al Área de Salud Valladolid Oeste.

El programa se desarrollará en el Hospital Río Hortega de la capital vallisoletana. Por ello, el acuerdo suscrito permite organizar rutas de trasporte que facilitan la prestación del servicio.

El consejero de Sanidad incidió en las líneas de actuación puestas en marcha para lograr que el cáncer se diagnostique, atienda y cronifique, y valoró el buen dato de cobertura del programa de mamografías, que se sitúa en torno al 85 por ciento en el caso de la Comunidad y un punto más en el caso de Valladolid.

Progresos ilusionantes puestas de manifiesto en el Día Mundial de esta dolencia, que afectó a más de 10.000 personas en la Comunidad en el pasado año. El color rosa imperó en todo el acto, con la clara premisa de concienciar a la población de que la detección precoz es esencial en la supervivencia de esta enfermedad. En un evento repleto de emoción y aplausos, el presidente de la Diputación quiso terminar su intervención con unas palabras de Luz Casal, cantante gallega afectada por el cáncer de mama en dos ocasiones. Un ejemplo de fortaleza que Carnero quiso recordar. «Aceptar que existe un rival al que, además, hay que mirar a los ojos sin temor para, después, actuar en consecuencia», leyó.