«No hay que demonizar el azúcar, sino hacer un consumo responsable y tener mejores hábitos»

El director general de ACOR, José Luis Domínguez, apuesta por concienciar desde las edades más tempranas

José Luis Domínguez, director general de ACOR
José Luis Domínguez, director general de ACOR

«Tenemos que fomentar la cultura del consumo responsable y no demonizar ningún producto». Así lo considera el nuevo director general de ACOR, José Luis Domínguez, quien subraya a LA RAZÓN que el problema de la obesidad o las caries no viene del azúcar, sino de los malos hábitos nutricionales y de la falta de actividad física.

Por ello, apuesta por la concienciación desde las edades más tempranas y afirma que desde la compañía «vamos a volcar nuestros esfuerzos en enseñar a los niños que después de merendar no está de más echarse una carrera y tener una buena higiene dental».

Tal es el compromiso de la cooperativa con esta labor que están desarrollando talleres para los más pequeños con catas de «chuches» y diferentes tipos de azúcar, guiadas por nutricionistas, en los que se les muestra precisamente lo que es el consumo responsable.

Y esto se torna especialmente importante porque España es «gran consumidora de azúcar» y «somos absolutamente deficitarios», ya que la producción nacional cubre tan solo el 60 por ciento de lo que tomamos.

En este sentido, Domínguez destaca que el objetivo principal de ACOR no es otro que «mantener las hectáreas de remolacha en Castilla y León» porque es un cultivo «vital» para la economía regional en un momento en el que la Comunidad ha perdido 2.675 tras la bajada del precio por tonelada de la principal competidora de la empresa, ante lo que el director general tranquiliza a sus más de 4.400 socios y afirma que su contrato con ellos está en mantener los 42 euros por cada mil kilos.

Sin embargo, precisamente esta situación ha hecho que ACOR haya incrementado en torno a un 36 por ciento sus hectáreas, lo que llevará a su única planta en el municipio vallisoletano de Olmedo, «la mejor de Europa» para Domínguez, a su límite productivo ante «la campaña más grande de la historia».

Un cultivo rentable

Además, José Luis Domínguez asevera rotundo que la remolacha es un cultivo rentable para el agricultor de Castilla y León y para que sus socios «altamente preparados» saquen el mejor provecho a su trabajo desde la compañía preparan el proyecto «Visual 4.0» que ayudará al agricultor a optimizar sus recursos y planificar las plantaciones.

Todo, en esta nueva andadura en la que, «sin mirar hacia atrás», la cooperativa afrontará algún cambio organizativo «porque hay que dar un giro a la estructura de gestión y bajar un peldaño en la alta dirección», explica su director general, quien, con el objetivo de mantener el cultivo de remolacha actual y ampliarlo hasta las 25.000 hectáreas, «abrirá ventanas, levantaremos alguna alfombra y seguiremos trabajando porque nos va mucho en ello».

Alertas por la nueva negociación de la PAC

La negociación de la nueva Política Agraria Común (PAC) mantiene alerta a José Luis Domínguez, quien explica que estas ayudas colaboran al mantenimiento del precio del azúcar. «Todo aquello que no controlas debe mantenerte alerta por la incidencia que tiene en el negocio», señala, al tiempo que asegura que hará lo que esté en su mano por mantener la industria.